Un oso muy generoso

Hugo González

Quién iba a pensar que en este mundo de hiperconectividad, de virtualización y de transformación digital, un oso de felpa seguiría siendo un ícono de la joyería mundial. Quién pensaría que en un mundo donde el comercio electrónico y los catálogos digitales crecen cada vez más, un aparador sigue inspirando tanto a joyeros como a mujeres para encontrar nuevas estéticas y nobles aspiraciones.

A 20 años de su llegada a México, la marca española de joyería reconocida por el ícono del oso tiene en cartera varios proyectos. Con ese pretexto, así como la apertura de una nueva tienda en el Centro Comercial Artz de la Ciudad de México, tuve la oportunidad de platicar con Rosa Tous, vicepresidenta corporativa y heredera de la empresa de joyería. Podríamos decir que es la hermana del oso Tous, pues su madre, Rosa Oriol, forjó lo que hoy se conoce como un ícono global, mismo que nace con la fuerza y la motivación que le ofrece la creatividad y una bonita historia de amor.

Como sabes, este espacio se dedica más a los pesos y los centavos, a los bits y los bites; sin embargo, hablar de una joyería como ejemplo de transformación digital es todo un reto. No obstante, Rosa Tous nos cuenta que, previo a la pandemia, antes de que todo mundo tuviese que voltear al mundo digital para seguir vendiendo productos y servicios, Tous ya se encontraba en el camino de dicha transformación.

Las tiendas de la marca cerraron sólo por cuatro días, pues al quinto, desde el confinamiento en España, volvieron a vender a través de internet algunas tiendas físicas, y mediante la habilitación de mecanismos de venta y comunicación con sus vendedores, muchos de los cuales operaron hasta como repartidores, para llevar el producto hasta la casa de los compradores.
El cambio hacia lo digital no sólo implicó cambios en el punto de venta, sino en el manejo de los inventarios, los mecanismos de comercio electrónico y hasta en el análisis de las tendencias y gustos de sus clientes. Dice la ejecutiva que un ícono no lo hace la marca, lo hace la gente.

Tous terminó 2020 con ventas por 318 millones de euros, registró un crecimiento vía comercio electrónico de 72% y además cerró con 703 puntos de venta en 45 países, siendo México uno de los más relevantes. En 2019 las ventas de Tous por su canal de e-commerce equivalían casi a 8% del total, pero para este año ya rondan cerca de 20%.

Sin embargo, la empresa reconoce que tuvo la necesidad de revaluar la marca, y lo realizó a través de la estrategia Tous Next, la cual se basa en tres valores: marca, innovación y cultura. Sobre esto último, la directiva reconoce el valor de sus Tous Lovers, pues son ellas quienes, pese a todos los contratiempos, siguen siendo fieles a la marca. En la parte de la innovación, la empresa ha sido selectiva en agregar productos que sumen al valor de su marca, pues aunque prácticamente todo es “Tousable”, han preferido concentrarse en aquellos que aporten a sus valores.

En ese sentido, reconoce que la controversia y procesos legales vividos en 2018 respecto a la presunta estafa por vender joyas con relleno no metálico le trajeron a la empresa la lección de aprender a ser más transparentes y claros con sus procesos de producción, ya que así como lo sentenció un juez español, los vacíos legales (y de comunicación, digo yo) permiten muchas especulaciones y malinterpretaciones de lo que es una práctica común en la industria.

Esa es la estrategia de Tous: ser más transparente, directa, abierta, franca y participativa, una posición que se sintoniza naturalmente con el pensamiento de muchas mujeres y que, en el caso de la empresa, la marca y la familia, son evidentes y totalmente compatibles con el empoderamiento femenino.

CAMBIO CLIMÁTICO Y PESCA

En los próximos días, las organizaciones Environmental Defense Fund México (EDF), que dirige Rafael Ortiz, e Impacto Colectivo por la Pesca y Acuacultura Mexicanas, que coordina Luis Bourillón, presentarán un estudio sobre el cambio climático, el cual documenta y evidencia el severo impacto no sólo de la vida, sino el bienestar de miles de personas, cuyos efectos son especialmente devastadores para el océano, la pesca y comunidades costeras.

Si te interesan estos temas, ponte alerta, porque seguramente nos dará pauta para impulsar y consolidar lineamientos, directrices y/o medidas para la adaptación al cambio climático del sector pesquero y acuícola. México podría ser referente de una pesca más sostenible y responsable que ofrezca bienestar y un medio de vida digno.
 

 
Columnista y comentarista
Twitter: @hugonzalez0
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios