Libro Objeto

Herles Velasco

El libro de artista es un objeto que puede incluir en sí mismo manifestaciones creativas tan diversas como la pintura, el grabado, la fotografía o incluso material audiovisual (por supuesto, también literatura), y estar construido por una diversidad de materiales que van desde el papel, el plástico, el cristal o la madera por mencionar algunos. En ocasiones el libro de artista es un libro común y corriente que ha sido intervenido de alguna forma de manera que el objeto acabe teniendo un resultado muy distinto al que normalmente esperamos encontrar en un libro.

Realmente nada limita lo que puede incluir un libro de artista, si acaso lo único que puede preverse, a veces, es que tiene que parecer un libro, aunque nada está escrito en piedra. Si bien generalmente el libro de artista parece eso, un libro, la forma no limita el tamaño, por lo que pueden encontrarse libros de artista de dimensiones totalmente ajenas a las de un libro común, al grado de ser poco portables.

Podemos decir por tal razón que el libro de artista es un objeto que está generalmente hecho a mano como edición única o de tirajes muy limitados, que ha sido últimamente un soporte muy flexible para la experimentación de artistas plásticos así como de escritores que buscan una manera más lúdica de proponer sus ideas y textos. Se cree que tuvo su origen apenas en el siglo XX, sin embargo podemos encontrar algunos ejemplos de libros de artista de al menos un par de siglos antes allá en Europa. Efectivamente fue hasta el siglo XX cuando lo que conocemos actualmente como libro de artista fue, de una forma u otra, definido. Y es que como hemos visto dado el amplio espectro que puede abarcar este particular arte-objeto definirlo de manera clara y específica es prácticamente imposible.

En México algunos artistas han visto en esta forma de arte un detonante para su imaginación usando al libro como excusa, y se han organizado ya algunas exposiciones tanto en la CDMX como en el interior de la república con trabajos de autores nacionales. Sin embargo en este país no ha llegado a ser todavía un objeto de mercado por el que haya un interés entusiasta; por otro lado, en otras latitudes el libro de artista tiene una penetración más clara llegando a ser un objeto de mercado por el que los artistas venden y compran este tipo de obras. Como siempre, el internet es el aparador inmejorable para conocer un poco más acerca de los libros de artista, y si se anima podría incluso adquirir uno de estos raros artefactos. En nuestro país nacieron iniciativas para difundir esta forma de arte pero que murió apenas en la segunda edición de la bienal de libros de artista, allá en el 2016; pero todavía se les puede ver en algunas ferias o exposiciones dedicadas más que a la literatura, al arte. Es además un soporte que suele implicar el trabajo de más de un artista y que se ha nutrido bien con las nuevas tecnologías.
 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios