Se encuentra usted aquí

"Kórsafn": la canción que cambia con el clima

29/01/2020
00:46
-A +A

No es la primera vez que Björk, la famosa cantante islandesa, muestra una obsesión con la tecnología y sus aplicaciones a la música; en 2001, en pleno auge de las plataformas P2P, con Napster y Audiogalaxy surcando a toda vela los mares piratas, Björk se propuso crear un álbum que no perdiera calidad a la hora de comprimirse y descomprimirse una y otra vez en su camino al puerto de destino, así nació Vespertine. En 2011, Björk lanzó Biophilia, un álbum pensado para ser reproducido en el iPad en forma de aplicación; esta app contenía otras 10, que conformaban el número de canciones de Biophilia; la intención, por supuesto, era permitir interactuar a los usuarios con su música. Éste fue un álbum no sólo interactivo, sino también “interdisciplinario” ya que la autora no sólo presentaba su música, ésta  fluía a la par de visualizaciones, juegos e incluso algunos ensayos. Con Vunicultura, lanzado originalmente en  2015, Björk creó un álbum que utilizaba un invento de otro adelantado a su tiempo, Leonado DaVinci, este es la viola organista; el álbum incluía además una exhibición de realidad virtual que mostraba videos de algunos temas emblemáticos; en 2019  hubo un relanzamiento de Vunicultura en forma de aplicación para gafas de realidad virtual, creando así una experiencia totalmente inmersiva. Ese mismo año, con Cornucopia, Björk realizaría una gira llena de tecnología en la que, entre otras cosas, contaba con instrumentos digitales creados exclusivamente para el tour, amén de los efectos de luces, sonido y video, esas súper producciones que suelen estar presentes en los conciertos de la compositora islandesa.

Apenas empieza  2020 y Björk ya está involucrada en otro proyecto lleno de tecnología que dará mucho de qué hablar. Se trata de una canción titulada Kórsafn; lo peculiar de esta canción es que es reproducida en bucle, y va cambiando a lo largo del día dependiendo de las condiciones climáticas del lugar en el que se transmite, en este caso desde el lobby del hotel Sister City, en Nueva York; esto es posible gracias a algoritmos creados por Microsoft exclusivamente para Kórsafn. Las bases de esta canción son una serie de archivos musicales a los que se les ha implementado partituras del coro islandés Hamrahlid, que acompañó a Björk en la gira de Cornucopia. Kórsafn será una canción “diferente” a lo largo del día, adaptándose a la posición del sol, la presión barométrica y a otras condiciones del tiempo que afecten los alrededores del hotel; lo que se busca es que la música refleje (o provoque) las sensaciones y estados de ánimo de la gente y su interacción con el clima.

Por supuesto, no hace falta estar en Nueva York para escuchar Kórsafn, ya que ésta puede ser reproducida en cualquier parte del mundo, y en tiempo real, y que además muestra las imágenes de la cámara colocada en el techo del hotel, desde la siguiente dirección: https://sistercitynyc.com/

bjork/ Que no nos extrañe encontrar, en algún momento de lo que resta de este 2020 una aplicación desarrollada en colaboración con Björk, que reproduzca los principios de Kórsafn.   

[email protected]