Se encuentra usted aquí

A 40 años del dispositivo que cambió la forma de escuchar música

11/09/2019
01:50
-A +A

Todavía guardo por ahí la versión del Walkman de 1988, aunque ningún casete para poder usarlo; un bloque amarillo con grandes letras azules que gritan SPORTS, y que presume ser el primer reproductor de casetes “contra agua” del mercado, pura nostalgia en uno de los dispositivos más icónicos para la cultura mundial que nació allá en el último cuarto del siglo XX, un invento tan revolucionario como su hijo el iPod, 22 años más joven, sin duda inspirado en aquel primer reproductor de música verdaderamente portátil y de distribución masiva. Por supuesto había por ahí la posibilidad de llevar a la calle radios en los que los jóvenes de la época escuchaban música, con obvias restricciones.

Dicen que uno de los principales promotores del primer Walkman de 1979 (modelo TPS-L2), el fundador de Sony, Masuru Ibuka, y con una actitud francamente japonesa, gustaba de escuchar música a través de audífonos para no molestar a nadie. La consigna para los ingenieros fue diseñar un dispositivo que se pudiera mover de un lado a otro con total facilidad. En realidad, Sony no inventaría como tal el primer reproductor de música portátil, ese mérito le corresponde al germano-brasileño Andreas Pavel, en 1972, con un artilugio llamado Stereobelt, un cinturón con aditamentos electrónicos que permitían llevar la música a cualquier sitio. Pero el invento de Pavel causaría suspicacia en los pobremente visionarios Phillips y Yamaha (entre otros), quienes pensaron que nadie, en su sano juicio, querría llevar audífonos en la calle; cuando Sony rompió el mercado con su Walkman siete años después, se dieron cuenta de su error. Sony fue el primero en llevar al mundo la “cultura del auricular” que sigue tan vigente. La música y su industria no volverían a ser las mismas.

Hace poco, el Walkman cumplió 40 años, para ser precisos, el pasado 1 de julio; pero los japoneses esperaron un par de meses para rendir homenaje a uno de sus gadgets más icónicos. En el IFA (la Feria Tecnológica Internacional en Berlín) que inició el 6 de septiembre, Sony anunció un artilugio conmemorativo, el Walkman modelo NW-A100TPS, un reproductor de gama alta capaz de reproducir, desde su memoria, archivos en altísima fidelidad, así como la posibilidad de conectarse a los principales servicios de streaming a través del sistema Android. Hay que decir que los fanáticos de la marca (me incluyo) y los llamados audiófilos (me incluyo también) no estamos del todo conformes con el anuncio; y es que las especificaciones técnicas son, en la mayoría de los apartados, iguales o menores a otros modelos de Walkman lanzados años atrás. Sony “celebra” los 40 años del reproductor con un modelo técnicamente inferior, pero que apela a la nostalgia a través de una funda en forma de aquel Walkman de 1979, y con una interfaz que simula, en la pantalla, la reproducción de un casete. Independientemente de la tibieza con la que la marca japonesa festeja ese 40 aniversario, no podemos no emocionarnos quienes nos maravillamos con aquel invento, uno que, sin duda, nos formó la costumbre de escuchar música todos los días, en cualquier lugar. Feliz cumpleaños, Walkman.

 

@Lacevos