San Luis Potosí, el fin de 90 años de gobiernos del PRI

Héctor Serrano

La nueva normalidad que vive nuestro país, como consecuencia de la pandemia por el terrible Covid-19, no frena la efervescencia electoral. En los 15 estados en los que habrá de renovarse al Ejecutivo estatal, la actividad política está a todo lo que da. En el mes de enero, de forma definitiva, tendremos claridad sobre si las fuerzas aliancistas concretaron acuerdos que les permitan ir juntos hacia el proceso electoral por venir.

Gubernaturas, municipios, diputaciones locales y federales no solo estarán definidas para ese mes, también sabremos cómo los propios aliancistas lograron posiciones para cada franquicia política.

La alianza entre el PRI, el PAN y el PRD avanza. Los llamados partidos del frente opositor, que incluye a la organización política Sí por México de Claudio X. González, juegan a la estrategia de ir solos donde consideran tienen mayores posibilidades de ganar, y es que este tipo de alianzas no siempre es favorable a la hora de recibir porcentajes.

En San Luis Potosí falta poco para saber quién será el abanderado de esa alianza opositora, pero todo parece indicar que el Partido Acción Nacional tendrá mano en la definición, ya que, según las encuestas, ese partido aparece posicionado por encima de un PRI mermado y desgastado por 90 años de gobierno, colocado por los sondeos de opinión en la cuarta posición; Acción Nacional y el Verde Ecologista se disputan la segunda posición, después de Morena.

Los propios ejercicios estadísticos revelan que ninguno de los partidos de la coalición opositora o el propio Morena cuentan con actores políticos relevantes, que con su nombre favorezcan a sus franquicias.

En ese estado continúa como puntero y desarrollando cada vez más ventaja el diputado federal Ricardo Gallardo Cardona conocido como El Pollo, quien, por su origen de trabajo y esfuerzo —su familia se dedicó a la venta del producto avícola—, es considerado por los potosinos como un verdadero fenómeno electoral. Lo caracteriza un discurso sencillo que lo conecta de forma directa con el grueso de los electores, quienes se observan así mismos en él, ya que mediante el trabajo y el esfuerzo ha logrado un notorio crecimiento personal.

Pero El Pollo no es la excepción en su equipo, también destaca el crecimiento de las mujeres a través de la figura de la senadora Leonor Noyola, vitoreada en sus eventos como Leo, quien cuenta con una historia similar a la de su líder político; ya que, de ser una modesta empleada dedicada a las dignas faenas de limpieza, hoy se ha encumbrado en una de las posiciones políticas más relevantes, cuando en el 2018 fue electa senadora de la república, con amplio margen de votación.

Es evidente la capacidad de conexión que tienen estos dos personajes con la mayoría del pueblo potosino, es decir las clases populares, precisamente de donde es su origen, el cual nunca niegan.

Es común observar al diputado Ricardo Gallardo montarse en un sencillo templete y, con un modesto equipo de sonido, transmitir, lo que a juicio de muchos no es un discurso político tradicional, ya que dicen simplemente comparte el sentimiento de un pueblo que, durante 90 años, ha vivido un régimen donde el PRI hegemónico ha gobernado; aun en la figura de un mandatario que decía ser panista sin serlo, Jesús Marcelo de los Santos Fraga, quien siempre mantuvo cercanía con el grupo de poder que durante esas 9 décadas ha gobernado la entidad.

Esta práctica de algunos gobernantes de hacerse de diferentes candidatos a modo es común, y San Luis Potosí no es la excepción; por eso, El Pollo Gallardo ha logrado un crecimiento exponencial en las preferencias electorales, por ser el único precandidato que se observa independiente y con mayor cercanía con la gente.
 

Diputado federal.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios