Estrategia electoral, clave para lograr el triunfo en el 2022

Héctor Serrano

La dinámica electoral parece que sufre un aletargamiento en los estados de Tamaulipas y Aguascalientes; sin embargo, los plazos perentorios por ley continúan su curso. Las acciones partidistas o electorales tendrán que sujetarse a los tiempos que los institutos estatales marquen con base en la actual legislación, y antes de que concluya el presente año, la efervescencia por los comicios seguramente estará a todo lo que da, ya que para el mes de enero y febrero, respectivamente, iniciarán las precampañas en los estados de Tamaulipas y Aguascalientes.  

Cada partido habrá de decidir su método de selección de candidatos con base en sus propios estatutos y, seguramente, la opinión pública también tendrá una influencia considerable a la hora de la toma de decisiones sobre los abanderados de las fuerzas políticas en cada estado de la república. Los aspirantes a contender estarán, evidentemente, viviendo el escrutinio público y, es altamente probable, también la descalificación y la guerra sucia, que muchas veces en la vida interna de las fuerzas políticas es mucho más cruenta que la que viven contra sus adversarios electorales de otros partidos.

Sería comprensible entender que en el caso de Aguascalientes y Tamaulipas, donde gobierna la derecha, los partidos de izquierda representados por Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde Ecologista de México, tomaran su decisión no solo con base en los números que las fuerzas políticas han obtenido en anteriores procesos; será fundamental atender el posicionamiento de los aspirantes, y entonces tomar una decisión sostenida en los justos equilibrios que permitan concretar la alianza “Juntos haremos historia”, conformada por las tres fuerzas mencionadas.

El partido Morena deberá actuar  con base en el interés colectivo generado en torno al proyecto de la Cuarta Transformación, y no con base en los intereses de grupos o tribus creados al interior de esa fuerza política.

Ya quedó claro en el pasado proceso que las simples siglas no son suficientes para garantizar un triunfo electoral.  Es fundamental lograr la consolidación de la alianza de la izquierda en esos estados de la república para obtener un avance significativo con miras al 2024. 

La fórmula exacta es buscar el equilibrio entre los actores que participen en el proceso de selección de candidatos y, evidentemente, garantizar a las fuerzas políticas aliancistas un acuerdo equilibrado y justo. Si las tres fuerzas que representan a la izquierda mexicana van juntas en la alianza “Juntos haremos historia”, las posibilidades de éxito en la lucha electoral por venir serán muy altas; pero, si al interior de esos partidos no se logra un acuerdo equilibrado, siempre se podrá conformar una alianza simple entre dos de esas tres fuerzas políticas y lograr el éxito, como ya se mostró recientemente en San Luis Potosí, donde la alianza del Partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista rindió un triunfo para muchos inimaginable.

Sin embargo, resultaría altamente lamentable que la izquierda se divida por mezquindad o intereses personales o de grupo.
 Para la derecha, encabezada por Acción Nacional, conservar los gobiernos de Tamaulipas y Aguascalientes resulta de vital y fundamental importancia. Su derrota en esas entidades no solo golpearía la moral de los militantes y simpatizantes del blanquiazul; su debilitamiento político con miras al 2024 sería contundente. 

El tiempo electoral transcurre, y en el mes de enero del año por venir, Tamaulipas deberá contar no sólo con un candidato de izquierda emanado de un proceso limpio, transparente y casi pulcro, tendrá que atender la propuesta que los aliados marquen en torno a la simpatía y calificación que coloquen en cada uno de los aspirantes. 

En Aguascalientes, la toma de decisiones tendrá que sostenerse no solo en el fortalecimiento de un candidato o candidata que se alce como favorito o favorita entre los partidos de izquierda; el elegido tendrá que contar con el reconocimiento y la fuerza de sectores no tradicionales de la izquierda mexicana, para buscar el debilitamiento del Partido Acción Nacional.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios