Benditas redes sociales

Héctor Serrano

Dentro del proceso electoral que se vive, como lo hemos referido en otro momento, la guerra sucia alcanza cada día dimensiones extraordinarias, los dimes y diretes se encuentran a la orden del día.

No existe un estado de la república en donde se llevará a cabo la renovación del Ejecutivo estatal que no observe un cruento embate entre los candidatos a ocupar tan relevante encargo, atrás quedaron los buenos modales y la civilidad política.

Sin embargo, existen aspirantes que han pasado pruebas consistentes ante tales embates, ya que sus opositores han hecho uso de la guerra sucia de forma desmedida en otros momentos, lo que, sin darse cuenta, ha logrado un blindaje con el que difícilmente las descalificaciones merman su porcentaje electoral de forma significativa.

En el caso de San Luis Potosí, Ricardo El Pollo Gallardo cuenta con una preferencia electoral que supera por más de 20 puntos a su más cercano adversario. Él ha sido blanco de calumniosas columnas e información a modo, pretendiendo de esta forma que el electorado modifique la decisión que aparentemente ya tomó y que, todo indica, lo llevará a ocupar el cargo de gobernador de su estado natal.

Hay que recordar que esta es la segunda vez que El Pollo intenta ser gobernador de su estado, ya que hace seis años, justo cuando iba a registrarse como candidato, fue detenido, encarcelado y sometido a las más atroces vejaciones, para después ser liberado por no encontrar elementos que lo inculparan en la denuncia de la que fue objeto. Nunca se probó que El Pollo Gallardo fuera responsable de los hechos imputados, los cuales hoy refritean. Gallardo siempre manifestó que la pesadilla que vivió fue producto de una persecución política para impedirle competir en el pasado proceso electoral.

Tres años después, El Pollo logró ganar la diputación federal que hoy ostenta, siendo el candidato más votado en toda la República Mexicana (por el PRD); y hoy se consolida como la principal opción para los ciudadanos potosinos.

Es decir, existen personajes de la política a los que las falsas noticias y recurrentes acusaciones no afectan, parece ser que la base electoral comprende cuáles son las motivaciones de los ataques en su contra, por lo que se fortalecen.

Un caso similar se encuentra en Zacatecas, donde si bien es cierto que a David Monreal se le muestra en un incómodo video, este fue difundido de forma por demás excesiva con la clara intención de disminuir la amplia preferencia electoral que lleva en su estado. La familia Monreal ha sido en innumerables ocasiones acusada, sin que a la fecha se acrediten las imputaciones en su contra. Hoy, el efecto de una guerra sucia contra David Monreal es algo que los zacatecanos interpretan de forma clara.

Sin duda cualquier acción que violente la integridad física de una persona es denostable y más cuando se trata de una mujer; lo que habría que destacar es que la presunta agredida ha manifestado en repetidas ocasiones que tal agresión no se dio y que la conducta del candidato a la gubernatura de esa entidad por la coalición Morena, PT y Partido Verde siempre ha sido de respeto hacia su persona.

Otro candidato que se encuentra en una circunstancia similar es Samuel García, quien ha logrado números muy favorables en los últimos sondeos de opinión de su entidad Nuevo León. El emecista ha sido acusado de presuntos vínculos con el narcotráfico por su más cercano adversario Adrián de la Garza, el efecto que este embate ha tenido, todo parece indicar, es adverso al pretendido y hoy Samuel García se perfila como el virtual ganador en aquel estado.

Vale la pena reflexionar respecto a las estrategias electorales cuyo uso, en otro tiempo, tenían un efecto, y todo parece indicar que hoy no ocurre así. Las redes sociales son fundamentales, son el principal instrumento de difusión y en ellas la información que fluye permite equilibrar las descalificaciones entre unos y otros; a quien se lastima es a la clase política en su conjunto.

Hay que recordar aquel dicho popular: “lo que no te mata te fortalece”. No existe mala publicidad, todo está en cómo se presente.

 

Diputado federal.
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios