"Tú sabes dónde es esa foto"

¿Fue el pastor evangélico, líder del PES y superdelegado de AMLO quien concertó la reunión de la que proviene la hoy controvertida fotografía?

Héctor De Mauleón
Nación 06/01/2022 03:02 Actualizada 03:14
Guardando favorito...

“La 4T va en Morelos. La transformación de la vida política nacional en Morelos va; la transformación social en este estado va y la transformación espiritual que necesitamos los mexicanos aquí en Morelos también va”, decía Hugo Eric Flores Cervantes, dirigente nacional del ultraconvervador Partido Encuentro Solidario, PES, el 30 de octubre de 2020.

Unos días antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador había anunciado que Flores dejaría de ser “superdelegado” en Morelos, cargo al que el también pastor evangélico, había llegado a principios de 2019 con la misión expresa de supervisar los programas sociales del gobierno federal.

“Cumplió”, dijo el Presidente, quien anunció que a partir de entones Flores iba enfocarse en labores partidistas, dado que el PES acababa de obtener nuevamente su registro. “Le agradecemos mucho por toda su contribución, por los servicios prestados a esta causa”, agregó el mandatario.

Según fuentes de seguridad, el exsuperdelegado de AMLO es el personaje a que hace referencia la narcomanta colocada ayer en distintos lugares Morelos, y dirigida contra el gobernador Cuauhtémoc Blanco, por “desconocer” supuestos “acuerdos”.

La narcomanta apareció un día después de que El Sol de México publicara una fotografía en la que el gobernador de Morelos aparece al lado de tres de los objetivos prioritarios en el estado: los jefes criminales Raymundo Castro Salgado, El Ray, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (ejecutado más tarde); Homero Figueroa Meza, El Tripa, líder del llamado Comando Tlahuica (que hoy disputa al grupo de Francisco Javier Rodríguez, El Señorón, el dominio del estado), e Irving Solano Vera, alias El Profe, exoperador de los Beltrán Leyva y más tarde del Cartel Jalisco Nueva Generación, quien actualmente se encuentra en prisión.

En esa foto, que ha causado inmenso revuelo, los cuatro posan en un lugar cerrado que tiene como telón de fondo una Última Cena tallada en madera.

El gobernador dice que no se acuerda en dónde fue tomada y le pidió “un poco de respeto” al reportero que le preguntó si la imagen, según se ha afirmado, fue captada en la casa que renta en el fraccionamiento Tabachines.

La narcomanta de ayer, que según fuentes de seguridad es autoría de Homero Figueroa Meza, El Tripa, hace referencia a supuestos pagos a Cuauhtémoc Blanco,  a un favor que el gobernador pidió al líder criminal “antes de la llegada de AMLO a Morelos”, a negocios realizados en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca y, de manera relevante, a la muerte del activista Samir Flores, sobre la cual amenaza con “soltar” datos exactos.

La manta alude, asimismo, a una “amistad” que comenzó cuando “la iglesia nos unió”, y agrega en una de sus líneas: “Tú sabes dónde es esa foto y salúdame mucho a Hugo Erick”.

De acuerdo con un documento del Instituto de Servicios Registrales y Catastrales del Estado de Morelos –escritura número 318460—, Hugo Eric Flores Cervantes es propietario de una casa ubicada en el mismo fraccionamiento en donde vive el gobernador Blanco: según el registro público, fue adquirida en 5 millones de pesos el 27 de marzo de 2019.

¿Fue el pastor evangélico, líder del PES y superdelegado de AMLO quien concertó la reunión de la que proviene la hoy controvertida fotografía? Flores Cervantes fue buscado ayer por el columnista. No hubo respuesta. “No contesta”, dijo alguien de su equipo.

La madeja se enreda aún más. Fuentes del estado y del gobierno federal aseguran que la fotografía de Blanco proviene del celular de Esther Yadira Huitrón Vázquez y/o Rosario Herrera, operadora y publirrelacionista de Guerreros Unidos en Morelos.

Huitrón Vázquez es hermana de la presidenta estatal del partido Redes Sociales Progresistas, Claudia Huitrón Vázquez.

A la detenida le gustaba presumir su cercanía con la clase política del estado: en sus redes había imágenes de alcaldes, candidatos, diputados, del PRI, de Movimiento Ciudadano, del propio PRSP.

Días antes de su captura, la publirrelacionista del grupo criminal había estado en el Congreso de Morelos, durante un informe de actividades rendido por el diputado José Casas. Al día siguiente, en redes sociales, Casas se mostró “agradecido por la confianza y respaldo de la Comisionada Nacional de Operación Política del PRSP, licenciada Rosario Herrera”.

Ella contestó: “Mi diputado y mi amigo todo el Respaldo y sabes cuentas con nosotros incondicional”.

¿Fue esta mujer, presentada ante los medios como La Jefa, quien tomó la fotografía que hoy tienen en aprietos al gobernador? En todo caso, la telaraña criminal se extiende y se enreda más. 

Comentarios