Tigres, el ejemplo a seguir

Gerardo Velázquez de Léon

Una organización que sabe lo que necesita, cómo aprovechar las áreas de oportunidad, pero —sobre todo— qué es lo que quieren y cómo lo hacen para lograrlo

El América se ha convertido en el club con mayor desarrollo de talento, en lo deportivo y hasta en lo directivo. Mauricio Culebro es la demostración más palpable, un ejecutivo hecho y derecho, con altos conocimientos en niveles organizacionales, metódico y —sobre todo— recto y honesto. Cuando se fue Yon de Luisa a presidir la Federación Mexicana de Futbol, quedó un escaso periodo al frente del América, hasta que nombraron a Joaquín Balcárcel como el hombre fuerte del futbol en el grupo y reformó la cúpula directiva, nada que tuviera que ver con la anterior administración.

Desde ese momento, el América no ha ganado nada, Ya tuvo que despedir a su entrenador soñado y hasta su detector de talentos se les fue a Bélgica. Por eso, Tigres consolida una de las mejores contrataciones de los últimos tiempos a nivel directivo. Del América, ya salió Peláez a Cruz Azul, a Chivas; Yon de Luisa a la presidencia de la Federación, Carlos Aviña a Bélgica, Quentin Paquelier a Facebook... En fin, tanto talento que hoy está tan lejos de Coapa. Así que no solamente son Raúl Jiménez, Diego Lainez, Mateus Uribe, Agustín Marchesín y Guido Rodríguez, la exportación de talento; ahora también ejecutivos.

Tigres es un ejemplo de cómo se debe trabajar en el futbol. La llegada de Mauricio Culebro refuerza a Alejandro Rodríguez y serán quienes permeen las decisiones de un Consejo de Futbol que tiene gran fuerza en Cemex. Sinergia Deportiva gana con Culebro para intentar ir más allá de Gonzalitos, trabajando en lo deportivo-administrativo para trascender. Hace unos días renovaron a André-Pierre Gignac, sin duda la máxima figura que ha tenido este equipo y hoy el referente indiscutible.

LEER MÁS: Tarde o temprano, Culebro será presidente de Tigres

Pero no se quedan sólo en eso. En la Navidad pasada, fortalecieron al equipo contratando a Carlos González; claro, con el único objetivo de que otro futbolista con alta calidad ayude a Gignac en la delantera, algo que —hasta ahora— ha sido magnífico, combinados también con Nico Diente López.

En la dirección técnica, Ricardo Ferretti se retirará del banquillo cuando lo desee. 

Al iniciar el torneo Guardianes 2020, el Consejo de Futbol le impuso una simple meta para renovarle el contrato. En un año futbolistico, disputarían tres torneos y debía ganar uno, por lo menos. No solamente cumplió ganando la Concachampions, sino que llegó a ser subcampeón mundial. Así, tiene asegurada su eterna permanencia en el equipo y será cuando él diga, no más.

Y cuando eso suceda, ya tienen a dos prospectos, hoy auxiliares del Tuca: Marco Antonio Chima Ruiz y Juninho; éste último, el más perfilado para ser el sucesor de Ferretti.

Ejemplo a seguir. Una organización que sabe lo que necesita, cómo aprovechar las áreas de oportunidad, pero —sobre todo— qué es lo que quieren y cómo lo hacen para lograrlo. Detección de talento en todos lados, en la cancha y en el escritorio.

@gvlo2008/ gerardo.velazque[email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios