Se quieren robar al tenis mexicano

Ahora es en la Federación Mexicana de Tenis, disciplina abandonada por más de 20 años, pero —cuando se trata de conseguir el poder— hacen hasta lo imposible por quedárselo

El deporte mexicano sigue sufriendo golpes bajos. Ahora es en la Federación Mexicana de Tenis, disciplina abandonada por más de 20 años, pero —cuando se trata de conseguir el poder— hacen hasta lo imposible por quedárselo.

Es ahora el Comité Olímpico Mexicano el que debe darle certeza. Vamos por partes. La disputa por la dirigencia de la Federación Mexicana de Tenis va a cumplir siete meses.

La dirigencia legítima, encabezada por Mario Chavez, tiene el apoyo de más del 76% de los miembros de la FMT. Realizaron una elección el 3 de julio, con una Comisión Electoral Independiente. Es decir, dando legitimidad al proceso.

Por su lado, el grupo encabezado por Carlos González, pero que realmente lo maneja José Antonio Flores, hizo una Asamblea ilegal, violatoria de los estatutos de la FMT, y con el apoyo de sólo cinco asociaciones con derecho a voto.

¿Quién tiene la razón? Simple. Las posturas de cada una de las partes se arreglan en los juzgados y ahí es donde, además de en la mayoría de los miembros de la FMT, el grupo de Flores-González perdió.

El 21 de julio, a Flores se le negó un amparo en contra de la elección del 3 de julio, en la que la mayoría eligió a Chávez.

LEER TAMBIÉN: Roberto Osuna logra su primer salvamento de la temporada

De seguir este asunto, el tenis mexicano ingresará al selecto grupo de la vergüenza histórica, como han sido las federaciones de atletismo, baloncesto y boxeo.

Es decir, en un país donde —se supone— ya se erradicó la corrupción, parece que en el deporte se hacen de la vista gorda. Es por esto que, ahora, el grupo afectado recurre a estrategias tontas y ridículas, como un autorrobo, algo que debería ser investigado por las autoridades.

Pero hoy, el Comité Olímpico Mexicano tiene toda la información, la evidencia de la mayoría y la ITF le ha dado la potestad de avalar al grupo legítimo.

¿Qué espera el COM? Ya tiene todos los elementos para hacer lo correcto ¿Por qué no lo ha hecho? Hoy, el tenis no puede esperar más.

La reactivación ya está calendarizada y, si no hay una pronta certeza, ya no será el grupo opositor y usurpador el que dañe al tenis de México, se corre el riesgo de que el pantalón largo sea el que empiece a perjudicar a los niños tenistas de México.

 

Esta es la línea de tiempo del desastre en el tenis mexicano:

1.— En diciembre de 2019, se convoca a una asamblea por Antonio Flores, de la que nadie se entera. Emplazan a elecciones en enero de 2020.

2.— Mario Chávez, como presidente de la Asociación de Tenis de Nuevo León, junto con un grupo de 13 asociaciones, llevan a cabo una asamblea para desconocer a Flores.

3.— El 24 de enero, Flores lleva a cabo su asamblea y se reelige, aunque ya estaba desconocido.

4.— Se detecta que la asamblea que realizó Chávez tiene algunas deficiencias.

5.— El 19 de junio, se hace la asamblea ilegal de Flores y proclaman presidente a Carlos González, de Jalisco.

6.— El 3 de julio se lleva a cabo la Asamblea, con 16 asociaciones con derecho a voto y se elige a Chávez.

7.— La Conade reconoce a Chávez y su consejo directivo.

8.— El Comité Olímpico Mexicano tiene toda la información, la evidencia de que Chávez ganó con la mayoría.

@gvlo2008 [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios