Se le agota el tiempo a Miguel Herrera

No hay razones para exigir su salida del América después de perder ante el Cruz Azul en el partido de pretemporada, pero están todas las razones para que entienda su única obligación

Resulta increíble que, en plena pretemporada, con apenas un par de partidos a cuestas, se haya convertido en tendencia la petición de un sector de la afición del América que quieren ver a Miguel Herrera fuera del equipo. Está claro que es algo exagerado, pero también es un ejemplo de lo que significa ser parte de este club, en el que no pueden perder este tipo de partidos, aunque sean de una copa intrascendente.

Pensar que el nivel de juego y las desatenciones que mostraron en sector defensivo serán constantes en el siguiente torneo para el cuadro americanista es ridículo. Sostener las críticas en juegos de pretemporada también. Acá el problema para Herrera y compañía es que ese duelo ante el Cruz Azul, con los errores que cometieron y la poca capacidad de respuesta (insisto es de preparación) fue televisado y eso genera mayor escándalo, cuando quizá en una pretemporada normal, sin cámaras ni micrófonos,  no se hubiera hecho tan grande.

Hoy quedó al descubierto que participar en torneos amistosos como esta copa, puede perjudicar más de lo que te puede dar. Obviamente todo depende de los resultados, y en el caso del América y de Miguel, la humillación de parte del Cruz Azul se suma a que han perdido los otros dos partidos ante el equipo que dirige Robert Dante Siboldi.

LEER MÁS: La paternidad de Robert Dante Siboldi sobre Miguel Herrera

Miguel es uno de esos grandes personajes del futbol mexicano. Es genio y figura en todos los aspectos, y aunque muchos no estén de acuerdo con él y hasta lo quieran fuera del club, ha dado personalidad a este equipo, no pasa desapercibido. 

Como entrenador del América, Herrera lleva 10 torneos (cinco años, en dos etapas y tomando en cuenta el pasado Clausura 2020 en el que solamente se jugaron 10 jornadas), siempre ha clasificado a la Liguilla y ha ganado dos títulos de Liga —Clausura 2013 y Apertura 2018—, uno de Copa —Apertura 2019— y un Campeón de Campeones —2019—. Se ha dicho que tiene el mismo número de títulos que los históricos Raúl Cárdenas y Jorge Vieira (entre ligas y otros torneos), aunque habrá que resaltar también que estos dos estrategas lograron sus cuatro campeonatos en una etapa de tres años cada uno.
 

 

Miguel ha renovado contrato y tendrá que entender que lo único que le debe dar al América este semestre es el título. Esa debe ser su obsesión, más allá de seguir con encontronazos mediáticos con los comentaristas de televisión. No hay razones para exigir su salida del América después de perder ante el Cruz Azul en el partido de pretemporada, pero están todas las razones para que entienda su única obligación. No hay otra cosa por disputar, no está el pretexto de los pocos días de preparación, el América debe ser campeón del Guard1anes 2020. De no ser así, volverán los bots o haters en las redes sociales, y hasta en otras plataformas, a pedir su salida. Eso es lo único que debe preocupar a Herrera, lo demás, debe importarle maldita la cosa.

Dentro de esta Copa por México, el América y el propio Miguel tendrá la oportunidad de limpiar su imagen después de que lo goleara el Cruz Azul, y la tendría con dos clásicos, primero en semifinales ante el Guadalajara y, de darse, en la final, de nueva cuenta ante La Máquina. Esa será, ahora, su primera gran obligación.  

 @gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS