Resiliencia o pagar 120 millones de pesos

Gerardo Velázquez de Léon

El Atlas, en el sótano de esta tabla, es un caso preocupante por los pobres resultados y por el ambiente que se le está generando alrededor

Distraídos con los cinco equipos que marcarán la pauta en este Guardianes 2020, así como con las cuentas para saber con cuánto se puede meter un club al repechaje, qué poco tiempo hemos destinado al “otro campeonato”.

Pero el pésimo inicio del Atlas nos ha hecho recordar que, aunque ya no haya descenso, los últimos en la tabla de cocientes sí tienen algo que pelear y eso es no pagar, entre los tres de hasta abajo, los 240 millones de pesos de multa.

Mientras Cruz Azul, Tigres, América, Monterrey y León tienen planteles altamente competitivos y técnicos (caigan bien o mal) que han mostrado su capacidad  para poner a estas escuadras en la pelea por los cuatro pases directos a Liguilla; otros como Chivas, Santos, Tijuana, Toluca y Pachuca pelearán por tener más de los 18 puntos con los que pueden aspirar por lo menos al repechaje, en tanto que hay otros clubes que deben comenzar a preocuparse por replantear o ahorrar 120, 70 o 50 mdp que tendrán que pagar el último, penúltimo y antepenúltimo de la tabla de cocientes, respectivamente.

El Atlas, en el sótano de esta tabla, es un caso preocupante por los pobres resultados y por el ambiente que se le está generando alrededor. Buena parte de culpa se la lleva la directiva al contratar a un técnico con limitada experiencia y que apenas suma un partido ganado de sus últimos 15 dirigidos (contando lo que hizo con el Querétaro en el Clausura 2019).

Con la escuadra tapatía registra ocho partidos disputados: un triunfo, siete derrotas, siete goles a favor y 17 en contra. Los reclamos de la afición  a la directiva rojinegra van por ese sentido, comparándolo con otros momentos del equipo con técnicos incluso de más experiencia, como Gustavo Matosas o Rubén Omar Romano.

Porque esperar para que un cuerpo técnico encuentre la fórmula con la que pueda conseguir los resultados que los saquen de esa zona de riesgo sería lo mismo a que los dirigentes del equipo vayan metiendo en un garrafón vacío cheques de entre tres y cuatro millones de pesos para juntar los 120 de la sanción.

Porque la derrota ante los Pumas, además, fue en uno de esos partidos de seis puntos, duelos que contarán doble  para la tabla de cocientes tras la cancelación del pasado Clausura 2020. De estos juegos, a los rojinegros les quedan dos, contra el Atlético de San Luis en la J3 y ante del FC Juárez en la J12, ambos de visita.

Tiempo tienen para corregir, aunque el panorama por ahora no luzca tan alentador, a diferencia de otros equipos que por ahora también están metidos en esa zona roja en la clasifiucación, como el Atlético de San Luis (que hoy es penúltimo) y el FC Juárez (antepenúltimo, con la herencia de Lobos BUAP). A diferencia del Atlas, estos dos equipos por lo menos tienen algo que los puede ayudar a meter a otros en esta quema: técnico en la banca.

@gvlo2008[email protected]

Comentarios