Mazatlán le enseña al mundo lo correcto

Gerardo Velázquez de Léon

El modelo que usarán para entrar al Kraken, solicitando pruebas PCR, debería aplicar en todos los estadios del país

Excelente decisión, además de creativa, sensata y llena de seguridad para los aficionados. Mazatlán ha hecho lo que hasta ahora nadie se había atrevido: Solicitar pruebas PCR, o de antígenos, o cartilla de vacunación a quienes quieran asistir a un partido en el estadio Kraken. Modelo que debería aplicarse a todos los estadios de México, algo que seguramente no les había pasado por la cabeza a los funcionarios de la Liga MX.

En nuestro país aún existen limitaciones de asistencia por parte de las autoridades, dependiendo del semáforo epidemiológico, algo que no sucede en otros lados como Estados Unidos, donde acabamos de estar durante poco más de un mes en distintos estadios para la cobertura de la Copa Oro, y les importa tres kilos de pepino protegerse uno del otro.

Por ejemplo, en Texas apenas llegan al 50 % de vacunados y en los estadios hay libertad absoluta de movilidad, sin uso de cubrebocas y por supuesto, sin que nadie solicite pruebas de Covid-19 o cartillas de vacunación. Claro que es peligroso, como fue también en Arizona y en Las Vegas, donde las multitudes seguían sin respetarse unos a otros, como si existiera la certeza de que quien está en la fila de las cervezas, en el asiento de al lado, o en el baño, fuera inmune al Covid-19. Esa medida adoptada por Mazatlán hubiera sido una solución ante la burocracia y falta de apoyo a los foráneos en Tokio 2020.

Puedes leer: "Aficionados deben estar vacunados para entrar al "Kraken""

Prohibieron todo, público en los estadios, turistas, denigraron a los periodistas dejándolos encerrados durante 15 días, en fin, medidas que además no sirvieron de mucho por la alta cantidad de contagios que, pese a sus dizque estrictos controles, fueron un fiasco. Por ejemplo, a delegados los hacían ir con días de antelación y ahora que viajará Yon de Luisa apoyar a la Selección por el bronce, simplemente lo dejan entrar, le ponen un GPS y se debe salir rápido de Tokio. Hacerle la vida imposible a quien por trabajo debió ir a Japón.

Pero además, si alguna de las mentes brillantes del olimpismo hubiera acertado en aplicar medidas como la que idearon en Mazatlán, los Olímpicos hubieran sido diferentes, con público, con mínimos riesgos y no hubieran sido tan grises como lo han sido, porque sin duda que ante la falta de estrellas del estilo Michael Phelps, Usain Bolt, con público por lo menos la festividad hubiera sido un motivo de alegría. 

Responsabilidad ante sus aficionados, una de las labores ausentes en los directivos mexicanos y que ahora se ha hecho muy presente con Mazatlán, que en lugar de aplicar medidas populistas, hace lo correcto para la comunidad mazatleca y quienes quieran visitar su estadio.

@gvlo2008 - [email protected]

Comentarios