Las razones de Míchel para irse de Pumas

Gerardo Velázquez de Léon

Soportar a la directiva actual, entender sus formas y avalarlas, no es para un tipo como Miguel González

Míchel fue sensato, los Pumas necesitan mucho más de él que él de los Pumas. Cotizado en el futbol europeo, su paso por México se debió a que Rodrigo Ares de Parga apostó por refrescar la dirección técnica, con un hombre cabal, respetuoso del trabajo, disciplinado y talentoso. Pero soportar a la directiva actual, entender sus formas y avalarlas, no es para un tipo como Miguel González.

Cuando parecía que la peor directiva de la historia de Pumas era la de Jorge Borja, apareció la dupla macabra de Leopoldo Silva y Jesús Ramírez; el primero con nula experiencia en el futbol, con el gran antecedente de ser amigo del rector de la UNAM. Entre sus puestos anteriores, Secretario Particular del Rector, Director de Administración  y docente; es ingeniero químico de profesión. El segundo, exfutbolista de Pumas, entrenador de infantiles, campeón mundial Sub-17, conferencista. Su paso por el América como técnico del primer equipo fue en la peor época de la historia reciente del club más ganador de México. Junto con Michel Bauer se recordarán las peores contrataciones y nivel competitivo.

Pumas ha tenido presidentes ejemplares, históricos, pero llevan años sin poder encontrar al indicado. Los últimos ganadores de títulos: Victor Mahbub ganando el Clausura 2011, título más reciente de los universitarios y el Clausura 2009. Antes, Arturo Elías Ayub, dejando el único bicampeonato en la historia de los Pumas y por supuesto, antes de ellos, el gran Guillermo Aguilar Álvarez.

LEER MÁS: ¿Quién es Andrés Lillini, el nuevo entrenador de los Pumas?

El paso de Rodrigo Ares de Parga fue sin pena ni gloria, pero por lo menos intentó con mayor ambición, y hasta trajo a futbolistas como Nico Castillo. No tuvo buena imagen, se le tachaba de prepotente y arrogante, pero en su gestión llegaron a semifinales, que los haya destrozado el América, eso ya es otro tema. Además fue el gestor de traer a Míchel a México.

La salida del español es entendible. Un equipo que maltrató a sus figuras, dicho por Pablo Barrera, delatan el trato prepotente de la actual directiva. Casi, casi les hacen entender que si no firman con las restricciones salariales que proponen, no encontrarán trabajo y que prácticamente les están haciendo un favor. Hay un malestar generalizado en Pumas. 

La Cantera parece no importarle a estos flamantes directivos. Han traído jugadores mexicanos, han ido a Atlas, a Santos, a Toluca...   hasta porteros de 37 años. Claro que estos futbolistas no tienen la culpa, pero solamente recordar que en el último título saltaron al campo de CU a la final, siete canteranos (Alejandro Palacios, Efraín Velarde, Marco Palacios, Luis Fernando Fuentes, Israel Castro, David Cabrera y Javier Cortés), tres extranjeros (Darío Verón, Dante López y Martín Bravo) y otro mexicano que no era formado en Pumas, Juan Francisco Palencia, pero que se convirtió en un emblema del equipo. En la semifinal perdida contra América en el Apertura 2018, estuvieron en el Azteca seis jugadores de cantera, cuatro extranjeros y uno no formado en Pumas. El camino que han tomado en ese equipo hoy, es equivocado.

Tuvo razón Míchel, no vale la pena quedarse con menos salario y con menos futbol, y sobre todo, con nula directiva. 

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios