La Liga de López-Gatell

Gerardo Velázquez de Léon

 La autoridad, sí, esa misma que se contradice día a día en las conferencias de prensa para informar el estatus del Covid-19 en México, debería ser la que ponga orden

 La autoridad, sí, esa misma que se contradice día a día en las conferencias de prensa para informar el estatus del Covid-19 en México, debería ser la que ponga orden, sensatez, pero sobre todo sanciones a quienes no cumplan con las reglas sanitarias, diseñadas, avaladas y en teoría, ejecutadas por ellos.

Desgraciadamente en el México actual, tocar un tema que tenga que ver con funcionarios públicos se polariza de una manera absurda. Se exasperan defensores y críticos, no hay matices.

Debemos entender que una de las características del buen gobierno debe ser aplicar lo mejor para la sociedad, buscar el bien común. Y si culturalmente tenemos la maldita costumbre de intentar burlar leyes y  reglamentos,  entonces es precisamente la autoridad quien debe intervenir y sancionar.
 

 

Pero no ha sido así, han dejado al libre albedrío al deporte. Que hagan lo que mejor les plazca mientras sigan los protocolos sanitarios, esos mismos que ellos —funcionarios públicos—, se han emperrado en no cumplir. Entonces, ¿por qué hacerle caso a un subsecterario que una tarde dice que el cubrebocas no es necesario, y a la otra dice que sí lo es para evitar contagios?

El futbol mexicano debe entrar en una fase de orden absoluto. Si no es la autoridad, si no son los funcionarios públicos quienes se ocupen de ver por la salud de los deportistas y de quienes los rodean, si no se atreverán a sancionar por no cumplir protocolos sanitarios, entonces el sentido común debe venir de las oficinas de Toluca, de la Liga MX, de la Femexfut. Llegaron a más de  100 casos de Covid-19, ya tuvieron que posponer el inicio de la Liga.

Pésima noticias para todos, futbolistas, directivos, entrenadores, televisoras, patrocinadores, aficionados,  todos. Pero eso sí, la irresponsabilidad de tantos, mostrada en la pretemporada, tanto en la Copa GNP por México, como en la Copa Telcel, no fue sancionada. Vimos cómo se rompía el protocolo sanitario como si no pasara nada, como si el Covid-19 no hubiera cobrado más de 40 mil muertos en México en poco más de 130 días.

Terrible que las autoridades permitan y dejen pasar a los estadios futbolistas sin pruebas, sin cubrebocas, sin protección. Inverosímil que las mismas autoridades no sean capaces, por lo menos, de llamarles la atención a quienes incumplen con las reglas de la nueva normalidad.

Vergonzoso, pero más patético que todo se tenga que politizar en este país. O estas a favor de López Gattel o eres un traidor a la patria. O estas a favor de la 4T o eres un soberano idiota. Hoy deberían hacer una pausa en rencillas políticas,  ver que México se está muriendo y poner orden. Por lo menos, el futbol ya inició, ya puso el ejemplo, porque no fue nada, pero para nada fácil posponer el primer partido de la Liga MX, pero cuando un equipo tiene siete futbolistas titulares contagiados de Covid, el sentido común aquí sí se aplicó.

Es una desgracia observar este desorden que intenta ser justificado día a día. La Liga MX tiene el poder de cambiar las cosas, atreverse a sancionar a quienes incumplan. Hacerle ver a la sociedad, como es gran instrumento de penetración, que hay que seguir el orden y los principios de cuidado básico, no relajarse. Es hoy más que nunca el futbol lo que siempre debió ser, ejemplo para quienes hoy el gobierno no controla, no sanciona. 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios