El público, el gran olvidado en el inicio de la Liga MX

Gerardo Velázquez de Léon

La limitante de jugar sin público no hizo girar las ideas de quienes tienen que hacer del entorno de un duelo una experiencia atractiva para el público

Escasez de ideas, negada creatividad y una preocupante falta de cuidado a su producto, fueron la tónica de los primeros partidos en la Liga MX. La limitante de jugar sin público no hizo girar las ideas de quienes tienen que hacer del entorno de un duelo una experiencia atractiva para el público, que hoy solamente es el televidente.

Parecería que hacen las cosas a fuerza, con tal de que se vean los patrocinadores. Todo lo demás, no importa. Solamente basta con cambiarle de canal y poner un juego de beisbol en las Grandes  Ligas, hace que explote visualmente la creatividad de grupos profesionales, que intentan entregarle al fanático algo distinto. En Dodger Stadium, se ve a los ya comunes cartones simulando aficionados, un sonido local que aparenta tener los ruidos cotidianos en un juego y, cuando hay un homerun, el público virtual festeja y brinca.

La pésima iluminación del Olímpico Universitario, el silencio absoluto que evidenció el Chivas vs. León, o el desánimo generalizado en el Pumas vs Gallos Blancos, son muestra de que algo está fallando en los equipos, porque sus fanáticos que están viendo la televisión encuentran apatía de su parte para hacer entretenido un partido.

PUEDES LEER: ¿Por qué los árbitros de Liga MX no expulsan a Gignac? 

Y no es tema de las televisoras que producen los partidos. Estas empresas cambiaron ciertas formas para hacerlo atractivo, con interacción con el público e ideas creativas, que los hacen cumplir con su televidente. No, son los equipos los que deben poner interés en esto. En la Liga española, los partidos del Real Madrid tenían sonido local, como si estuviera lleno el estadio, algo que engancha a quienes ven las tribunas desoladas, o en Bilbao se escuchaban constantes cánticos. Eso lo hace el club.

La pandemia trae áreas de oportunidad. Deben aprovecharlas las directivas, pensar más en el consumidor final, ese que les compra la camiseta oficial, el mismo que pagaba un boleto... Hay que darle algo a cambio.

Equipos que en la primera jornada parecían contagiados de apatía. Hubo muy pobre nivel en estos primeros partidos, quitando a Cruz Azul y Tigres. Necaxa, caótico y un reverendo desastre. El primer tiempo entre Chivas y León, lamentable, sin sentido futbolístico. Pumas y Querétaro daba la impresión de que estaban jugando un partido de otra división. Solamente el Xolos vs Atlas movió fibras de aficionados, quienes se dieron cuenta de que había regresado el futbol, con buen ritmo y nivel.

A esto, sumemos que no hay nada atractivo alrededor, ni ruidos, ni nada. Faltan cuatro partidos de esta primera jornada, en el torneo más extraño en la historia del futbol. Además de ser un calendario itinerante, algo que no puede cambiar por la situación del Covid-19, la falta de público sí afectó, y no solamente en dinero, sino también en el entorno, en el color, algo que —esperamos— no siga contagiando a los futbolistas en el campo.

Es una Liga que permite que se pierdan 15 minutos revisando el VAR en dos jugadas, como sucedió con el árbitro Fernando Hernández en el Cruz Azul vs Santos, y el televidente ni la imagen podía ver, porque se les fue la señal de la cabina. Así que a crear, a pensar en el público; tienen esa asignatura pendiente.

@gvlo2008
[email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios