El apocalipsis deportivo

Imaginar una final de Champions League sin público en las tribunas del estadio Olímpico Ataturk de Estambul, sería una seña palpable del apocalipsis deportivo
El apocalipsis deportivo
30/03/2020
00:00
-A +A

Información procedente de Nueva York, publicada en el Daily News, asegura que los expertos y científicos reconocidos que trabajan en una vacuna para controlar la propagación del Covid-19 lo conseguirán, pero se dará —en el mejor de los casos— bajo un cronograma que va de 12 a 18 meses. Situación clave para que el mundo vuelva a permitir abrir las puertas de estadios, arenas, centros de reunión de aficionados y deportistas.

Es por eso que se evalúa seriamente qué hacer con el deporte, con el futbol en el mundo y con la NFL en Estados Unidos. Si bien, la NBA está suspendida indefinidamente, la MLB iniciará con un gran retraso que puede llevar a ver a la Serie Mundial en época de Thanksgiving; la MLS está igualmente retrasada y suspendida, el March Madness cancelado y no es aventurado empezar a planificar, por parte de los ejecutivos de la NFL, cómo afrontar la temporada 2020.

A puerta cerrada, es imposible el regreso de cualquier deporte. Si de por sí, la pérdidas han sido enormes, regresar solamente para darle validez a una temporada se ve complejo, ya sea en cualquiera de las Ligas estadounidenses, en la propia Liga MX, y las distintas Ligas de futbol europeo. Imaginar una final de Champions League sin público en las tribunas del estadio Olímpico Ataturk de Estambul, sería una seña palpable del apocalipsis deportivo. Los equipos profesionales, la gira de golf, la de tenis, necesitan abrir las puertas; de nada serviría el regreso sin público, de absolutamente nada.

En la NFL, además de ver lejano el inicio de la temporada —septiembre— ya plantean el escenario más pesimista, aunque también están seguros de que regresar sin abrir estadios con capacidad entre 61 mil y 85 mil personas, acabaría una parte importante de su generación de recursos, porque —a diferencia de otras Ligas— aquí el equipo local solamente tiene ocho partidos en casa asegurados por temporada.

Además, están en construcción dos estadios para la siguiente campaña y, aunque las obras siguen, no tardan en pararlas, ya que un trabajador en el nuevo hogar de los Rams y los Chargers en Los Ángeles ya dio positivo por Covid-19. El otro inmueble es el de Las Vegas, que pese a estar ya adelantado, le faltan muchos detalles.

Lee también: Cristiano Ronaldo de paseo en plena contingencia por el Covid-19

El objetivo en el mundo, en estos momentos, debe ser proteger la salud, y claro que de las Ligas profesionales es, además de su propia protección, no poner en riesgo a aficionados y empleados de sus clubes.

Pasará a la historia la inmadurez de la UEFA al permitir jugar a puerta abierta el Atalanta vs. Valencia, calificado como una bomba biológica y una aportación a la propagación incontrolable del virus en España e Italia. A quien permitió abrir el estadio de Milán (donde fungía como local el club italiano) debe tener pesadillas, porque es el autor material de una catástrofe. Eso es precisamente lo que se debe evitar. No por quererse recuperar económicamente se debe poner en riesgo a las personas.

Regresar sin público no debe ser la opción para nadie. 

Gerardo Velázquez de Léon
Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN