Chivas, Cruz Azul y Pumas, acostumbrados a perder

Si alguien busca ejemplo de continuidad y éxito deportivo deben voltear a la oficina de Miguel Ángel Garza y al banquillo de Ricardo Ferretti
Chivas, Cruz Azul y Pumas, acostumbrados a perder
25/11/2019
00:00
-A +A

Raquíticos números en todos los rubros. Cruz Azul, además de sumar un segundo torneo sin clasificar a la Liguilla, solamente ganó cinco de 18 partidos y, lo peor, 159 mil 878 aficionados son los que acudieron al Estadio Azteca a sus nueve partidos como local, promediando la miserable cifra de 17 mil 764 por partido. Una vergüenza deportiva y de un pésimo negocio en la venta de boletaje. La gente no cree en ellos.

Pumas terminó por debajo de Cruz Azul, lugar 13 con siete partidos perdidos de los 18. A Ciudad Universitaria acudieron 184 mil 583 aficionados, promediando 20 mil 509 por partido.

Chivas mejoró al final del campeonato. La toxicidad de José Luis Higuera desapareció cuando Amaury Vergara se hizo cargo del equipo y los dejó en el lugar 10 de la tabla, solamente a dos puntos de la clasificación. Sin duda, sigue siendo un rotundo y sonado fracaso que lleven cinco torneos sin Liguilla. Se han acostumbrado a ser perdedores, aunque la fidelidad continúa. De los nueve partidos como local, sumaron 274 mil 468 aficionados, que representa un sano promedio de 30 mil 496 por partido.

Toluca sólo superó a Veracruz y Puebla. Una vergüenza de campeonato, en el que mantener a Ricardo La Volpe echó por la borda la credibilidad del equipo más ganador de la historia, después de América y Chivas. Necesitan una remodelación profunda, han sido aberrantes sus contrataciones, de medio pelo.

El lado contrario a esto son América, Tigres y Monterrey. El equipo de Miguel Herrera estará participando en su Liguilla 15 de las pasadas 16; continuidad absoluta y solamente un tropezón bajo el mando del Piojo. Se confirma su condición y liderazgo en el futbol mexicano, no solamente por el aplausómetro, sino con resultados deportivos, algo que es fundamental en la grandeza de un club. Tienen pendiente levantar la asistencia al Azteca. Fueron 277 mil 534 fanáticos a sus nueve partidos, promediando 30 mil 837.

Tigres jugará su Liguilla 15 de manera consecutiva. Si alguien busca ejemplo de continuidad y éxito deportivo deben voltear a la oficina de Miguel Ángel Garza y al banquillo de Ricardo Ferretti. Siempre favorito para ganar el título, el equipo regio metió al Cuscatlán del Norte a 367 mil 92 aficionados, promediando 40 mil 788 por partido. Todo un éxito en lo deportivo, todo un éxito en lo comercial.

El Monterrey llegó de últimas a la Liguilla, pero será su séptima fase final en ocho torneos. Otro ejemplo de que se puede gastar mucho dinero conformando un plantel, pero se dan resultados constantes y —por si fuera poco— pudieron ajustar a mitad del torneo de la incongruencia que fue contratar a Diego Alonso, y con Antonio Mohamed han vuelto a sembrarle pánico a cualquiera. Rayados llevó a 335 mil 315 seguidores a su maravilloso estadio, promediando 37 mil 257 por partido, y eso que las quejas de la gente fueron muchas.

León y Santos están un escalón por debajo de estos tres, pero han sido constantes de acuerdo a sus inversiones. Dos ejemplares equipos, pero que aún ven de lejos a los verdaderos tres grandes. 

Gerardo Velázquez de Léon
Con más de 20 años de experiencia en medios de comunicación, es uno de los periodistas más críticos y directos en el deporte. Auténtico y con la firme convicción de decir la verdad.