Calvario mexicano a días de Tokio 2020

Gerardo Velázquez de Léon

No hay cabeza en el deporte, la titular de la Comisión aparece cuando quiere y no cuando se necesita

Faltan 86 días para el inicio de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y el deporte en México ha generado más impacto por las cosas negativas que se le han acumulado en estos meses, que por las expectativas de medallas. Y es que, de los 150 deportistas que se espera asistan a la justa, apenas han clasificado 93, de los cuales hay algunas plazas para las que ni siquiera se conoce el nombre de quién asistirá, debido a que no se ha realizado un selectivo.

Pero el problema del deporte federado en nuestro país no se limita al abandono y desentendimiento de algunas federaciones, con la pandemia como excusa, o que no tengan un plan de trabajo para sus atletas a unos meses de los Juegos. 

Lo peor son los escándalos y constante información de citatorios por parte de legisladores para Ana Gabriela Guevara, titular de la Conade, al encontrar irregularidades en los manejos de los recursos, lo que ya ha costado el puesto a algunos funcionarios que iniciaron la administración con la exvelocista sonorense.

A eso, hay que sumarle los procesos que la Fiscalía General de la República y la Unidad de Inteligencia Financiera continúan sobre presidentes de organismos como la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo o la Federación Mexicana de Natación, quien por cierto logró aplazar su audiencia al solicitar un traductor búlgaro-español, cuando lleva años viviendo en nuestro país, mamando del erario como un funcionario público mexicano, y ahora se hace que no entiende bien el idioma.

Son  constantes las quejas de los deportistas por la falta de apoyo para ir a sus competencias en busca de clasificar a Tokio 2020 o de seguir su preparación aquellos que ya consiguieron su boleto. Los señalamientos de unos a otros por el favoritismo que existe de parte de la cabeza de la Conade y hasta el tema de la vacunación, que se manejó tan mal por parte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, que hasta se encontró que funcionarios que no debían ser inoculados, recibieron la primera dosis.

Claro que nos hemos enterado de atletas que han logrado su clasificación a Tokio, como Daniela Torres, quien consiguió asegurar su sitio en maratón. Pero ha sido más la desinformación de la Conade (lo oficial) que hasta el COM ha tenido que duplicar o triplicar funciones en busca de que salgan los Juegos. 

No hay cabeza en el deporte, la titular de la Comisión aparece cuando quiere y no cuando se necesita. Y si lo hace es para justificar algunos de los señalamientos que se hacen de su gestión, de la que conocemos poco, por falta de planes y de transparencia, esa que tanto señaló cuando era atleta y que ahora se le ha olvidado.

@gvlo2008
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios