Pumas, a la conquista de la Concacaf

Gerardo Melín

El equipo necesita un campeonato, le urge para recuperar terreno entre los equipos grandes de nuestro futbol. Hoy debe aprovechar esta oportunidad

“Las finales no se juegan, se ganan”. Es lo que tiene que hacer Pumas en la final de vuelta de la Concachampions para levantar un título internacional después de 32 años. La frase, del gran Alfredo Di Stéfano, la retomó Andrés Lillini como estandarte de batalla contra el Sounders de Seattle. El entrenador sabe que si no logra un campeonato su proceso habrá valido muy poco la pena. Universidad necesita un campeonato, le urge para recuperar terreno entre los equipos grandes de nuestro futbol. Hoy o quién sabe hasta cuándo se le vuelva a presentar esta oportunidad, por eso debe aprovecharla. Con plantel limitado, con jugadores exhaustos, con canteranos, sin dinero, con dos torneos encima, no hay pretextos para levantar el trofeo como el mejor del área.

Lillini requiere ganar algo para ser recordado, el segundo lugar no sirve. El argentino sin duda ha hecho un extraordinario trabajo con un equipo de categoría B, y que a nadie le sorprenda u ofenda. Mínima inversión y en dos años ya pasó por una final perdida ante León, una semifinal perdida con  Atlas y ahora una final que ojalá se conquiste en Seattle.
Increíble para un personaje que iba de paso y logró convencer a todos que era el adecuado para dirigir a un histórico de México. Andrés, como ya lo comenté en textos pasados, no ha ganado nada; su único mérito es hacer mucho con poco. El estratega para trascender requiere un campeonato; si lo consigue, podrá entrar al selecto grupo de Jorge Marik, Bora Milutinovic, Mejía Barón, Hugo Sánchez, Ricardo Ferretti y Guillermo Vázquez.
 

Hay que recordar, como homenaje, al último plantel de Pumas que levantó un título de la Concacaf. Sucedió en la temporada 1989/90, victoria sobre el Pinar del Río, de Cuba: Sergio Bernal, Israel Castillo, Ramírez Perales, Claudio Suárez, Eduardo Medina, Miguel España, García Aspe, Negrete, Campos, Luis García, Juan Carlos Vera, Misdrahi, Patiño y Miguel Mejía Barón como director técnico. La ida terminó con empate a un gol en La Habana con anotación del chileno Vera y en la vuelta, se ganó 3-1 en CU con goles de Vera, Campos y Negrete; era un Pumas espectacular.

Tan cerca y tan lejos del título de la Concachampions. Llegó el momento de dar el zarpazo y regresar a México como campeones. El triunfo es para la institución, los futbolistas, el cuerpo técnico, los aficionados y la Liga MX. Espero ver a mis amados Pumas en el próximo Mundial de Clubes.

@elmagazo

 

El Universal

Newsletter Opinión

Elegimos las columnas y artículos indispensables para arrancar el día

Al registrarme acepto los términos y condiciones
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios