Hecho en CU

Gerardo Melín

El público universitario no desea que se rompa la tradición, porque las experiencias más recientes de técnicos que no se formaron bajo la filosofía puma han sido un fracaso

Las redes sociales estallaron con cuatro imágenes que publiqué sobre posibles candidatos para dirigir a nuestros queridos Pumas: Hugo Sánchez, Ricardo La Volpe —sí, a pesar de haber anunciado su retiro como entrenador—, Hernán Cristante y Guillermo Vázquez —a mediano o largo plazo, pues ahora es técnico del San Luis—.

Aficionados al equipo auriazul mostraron preferencia por Hugo; luego, el más nombrado fue Memo Vázquez. Pocos le dieron el visto bueno a La Volpe y escaso fue el apoyo para Cristante.

Hubo menciones también para Jorge Campos, Jaime Lozano, Víctor Manuel Vucetich, Israel López y hasta para el ahora interino Andrés Lillini.

LEER TAMBIÉN:

Queda claro que la predilección es por la gente HECHA EN CU. Si bien, no en todos los egresados del equipo hay éxitos, el público universitario no desea que se rompa la tradición, porque las experiencias más recientes de técnicos que no se formaron bajo la filosofía puma han sido un fracaso: Mario Carrillo, José Luis Trejo, Sergio Egea y Míchel.

Ahora, no podemos ocultar que son contados los que han salido de las filas del club con buenas cuentas: Bora Milutinovic, Miguel Mejía Barón, Ricardo Ferretti, Hugo y Vázquez.

Otros, como Pablo Luna, Rafael Amador, Miguel España, Torres Servín, David Patiño, Joaquín del Olmo, Francisco Palencia y Mario Velarde se quedaron con las ganas de memorables conquistas.

Pumas es un equipo muy especial. Históricamente, los entrenadores son de casa. Hoy, urge una decisión importante y —a la vez— bien pensada, para sacar de los escombros a un equipo que no merece ser ninguneado por los mismos dirigentes. Es preciso encontrar fórmulas para levantar a un grande del futbol mexicano y de nuestro continente.

 

El entrenador que sea contratado debe conocer a fondo al Club Universidad Nacional. La crisis orilla a fichar a un personaje cuya imagen sea un golpe anímico supremo, que su simple imagen altere los sentidos del futbolista; un técnico experimentado que absorba la tremenda presión que se vive.

En proceso, y para un futuro, están nombres como Jaime Lozano, Israel López, Gerardo Galindo, Ismael Íñiguez. Una nueva generación que, se espera, tenga conquistas importantes y le dé satisfacciones al club y aficionados.

Necesitan tiempo para madurar y llegar con buenos conceptos y proyectos sólidos. Besos y abrazos para todos.

@elmagazo

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios