Enterrada la maldición celeste. #PorLaDécima

Gerardo Melín

Los celestes se han liberado de una brutal carga emocional, se acabó la presión por no conseguir una Liga en más de dos décadas, y eso lo deben entender todos en la institución si pretenden ejercer autoridad en el futbol mexicano

Cruz Azul debe enfocar cuanto antes su atención en el próximo torneo. En medio de los festejos por la novena estrella, se necesita poner en marcha el plan para defender el título. Dormirse en sus laureles sería un grave error. Desde ya, se necesita saber qué jugadores permanecerán en el equipo, los que causarán baja, las posiciones a reforzar, los futbolistas que ya están cerrados para enrolarse al club. La Máquina requiere armar un plantel altamente competitivo para mantener un estándar de calidad y pelear por un bicampeonato que los empareje con Toluca y los ponga cerca de Chivas y América.

Los celestes se han liberado de una brutal carga emocional, se acabó la presión por no conseguir una Liga en más de dos décadas, y eso lo deben entender todos en la institución si pretenden ejercer autoridad en el futbol mexicano. Alejados los mentados fantasmas, es de esperarse una nueva era celeste para cambiarle el rumbo a la historia de la institución. Si se lo proponen, este equipo puede hacer época, como en los 70, cosa que no estaría nada mal, después de tantos años perdidos.

Lee también: Los expertos opinan de lo mejor y lo peor del Guardianes 2021 de la Liga MX

La dirigencia tiene que darle a Reynoso todo lo que les pida, sin escatimar recursos, después de regresarlos a la cima. El peruano hizo un trabajo inimaginable, tanto en la cancha como en el vestuario. En el campo, montó estrategias que le dieron el título de Liga al equipo y fue implacable, e impecable, su manejo emocional con los futbolistas. Reynoso, como exjugador y campeón celeste, sabía por dónde llevar al grupo para reencontrarse con el título. Juan merece, de verdad, una estatua y hasta un contrato de por vida por cerrar las heridas de tantos años.

Revalidar el título comienza por ratificar al entrenador y realizar únicamente los cambios necesarios en la plantilla; mantener la base que ganó el campeonato es un buen síntoma. Aún no hay nada sobre las supuestas salidas de Pablo Aguilar, Jonathan Rodríguez, Luis Romo, Pol Fernández, Walter Montoya, Elías Hernández, Orbelín Pineda y Bryan Angulo. Cruz Azul debe, además, reforzarse inteligentemente. Hay una nueva dirigencia que, espero, contratará a jugadores que le ayuden al equipo y no sean sólo negocio con promotores.

@elmagazo

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios