El miserable castigo a Solari

Gerardo Melín

Todo quedó en un juego de suspensión, que le da risa al dueño del equipo, a los jugadores, al propio técnico y a todos en Coapa

El América lo volvió a hacer, como en los viejos tiempos. “Donde manda capitán, no gobierna marinero”, o qué tal “piensa mal y acertarás”. La sanción para Santiago Solari es un chiste. Meterse al campo a reclamar como “Juan por su casa” resulta que sólo vale un partido de castigo.

Un miserable y mugroso juego que le da risa al dueño del equipo, a los jugadores, al propio técnico y a los que se encargan del mantenimiento en Coapa. ¡Qué cosa tan lamentable es la Comisión Disciplinaria! Por muy caballeroso y buena gente que sea el entrenador argentino, alguna que otra “lindura” le habrá recetado al árbitro, quien no asentó nada en su cédula, únicamente la súper invasión de cancha que ya cualquier estratega puede hacer, porque ya sabe que únicamente lo echarán un partido. ¡Vamos, los invito a que lo hagan! Es una buena salida para no ir a sentarse 90 minutos a las incómodas bancas de varios estadios o estar de un lado para otro en el área técnica. Se van a un palco a disfrutar de lo lindo el partido.

Muchos expresaban que hubiera sido muy exagerado darle una pena de por lo menos cinco juegos. ¡Qué va! Eso y más se merecía, pero no, al entrenador de las Águilas no se le toca más allá de un pinchurriento cotejo. Es un pésimo antecedente. Por eso, la credibilidad de nuestro futbol está por los suelos. Ya no sólo es la Comisión de Árbitros, ahora también la Disciplinaria ¿A dónde vamos a parar? Como diría esa tremenda canción de Marco Antonio Solís. Apenas es la primera Jornada del torneo, recién empieza el Clausura 2022, y ya nos encontramos con esta clase de polémicas. No, así no, caray.
 

Me imagino la sonrisa de Solari en este momento, la que tanto presume en las fotos y conferencias de prensa. Ni en España lo han tratado tan bien como en nuestro país. El Real Madrid se queda corto con todo lo que se le da al argentino. Acá puede hacer lo que se le venga en gana, desde FRACASAR dos veces en la dirección técnica de uno de los equipos más importantes del continente, hasta vetar la regla del gol de visitante y, por si fuera poco, entrar a la cancha cuando se le dé la gana. Las cosas que se ven en la Liga MX, cargada de proyectos que se opacan por esta clase de situaciones.

Ni hablar. Así ha sido, es y será nuestra Liga con ciertos equipos y determinados personajes, a los que —como bien dice el dicho— “Les hacen lo que el viento a Juárez”. Besos y abrazos para todos.

@elmagazo

 

Comentarios