No saben o no les importa

Francisco Rivas

El próximo 6 de junio los mexicanos vamos a participar en el mayor proceso electoral del México contemporáneo: se renuevan 15 gubernaturas, la Cámara de Diputados y las alcaldías y congresos estatales de 30 entidades.

Dichas elecciones ocurren en un contexto de inseguridad y violencia sin precedentes, 2019 y 2020 fueron respectivamente el peor y el segundo peor año en homicidios dolosos y feminicidios, tan sólo en los primeros 4 meses de este 2021 han perdido la vida casi 10 mil víctimas a manos de la delincuencia —lo que posiciona a este como el tercer cuatrimestre más violento de la historia— y en los primeros 30 meses de esta administración se duplicó el número de desaparecidos en el país, pasando de 40 mil a más de 80 mil.

Ante ello sería esperado que los candidatos a gobernador y de las alcaldías de las principales áreas metropolitanas del país cuenten con planes específicos para atender esta desbordada crisis de violencia.

Por ello, en el Observatorio Nacional Ciudadano optamos por preguntarle a aquellas personas que piden confianza en sus proyectos para gobernar, que expliquen con detalle cómo piensan atender la peor crisis de violencia que el país recuerde.

Lamentablemente la mayor parte de los candidatos no cuenta con mecanismos de contacto ciudadano, ignoró la invitación a participar en este ejercicio de transparencia y rendición de cuentas o simplemente no tiene un proyecto en esta materia.

Particularmente negativo es el caso de los candidatos a gobernador del partido Morena: ninguno de ellos quiso o pudo hacer público su proyecto.

Esta contienda ha estado plagada de frivolidades, la gran mayoría de los contendientes a un cargo de elección popular se  ha dedicado a bailar, cantar o insultar a los ciudadanos en vez de explicar cómo van a reducir los delitos y mejorar el acceso a la justicia en un contexto donde la actual administración federal año con año reduce los recursos para policías, procuradurías y fiscalías.

Este ejercicio que llevamos a cabo, denominado Por un México Seguro, debe ser un insumo clave para que los ciudadanos votemos a conciencia. Los resultados que arroja esta investigación nos deben llevar como ciudadanos a premiar o sancionar en las urnas a aquellos candidatos preparados o negligentes.

Por un México Seguro exhibió que, de los 109 candidatos a gobernador, 66 no se pudieron contactar por medio alguno; 18 no confirmaron su participación en el ejercicio; 25 confirmaron y de ellos apenas 13 fueron los que respondieron a todo el cuestionario.

Es decir, sólo el 12% de los candidatos a gobernador presentó un proyecto claro en materia de seguridad y justicia.

¿El 88% de los candidatos ignora cómo va a reducir la ocurrencia de delitos, los niveles de violencia, mejorar la percepción de seguridad, el acceso a la justicia y la reinserción social o simplemente los ciudadanos no les importamos y por ello no creen que sea necesario informarnos?

En ese mismo tenor ¿por qué alguien debería votar por un candidato que ignora cómo atender uno de los principales problemas que aquejan a nuestra sociedad?

En 2018 cuando llevamos a cabo este ejercicio el candidato presidencial que presentó el proyecto más incompleto, incoherente y deficiente fue el actual presidente López, no debe sorprender que este sea el sexenio más violento y con mayor impunidad de la historia.

Los ciudadanos no estamos indefensos, tenemos una herramienta poderosa para cambiar la realidad: nuestro voto. A nosotros nos toca sancionar a gobiernos y partidos que han permitido el actual desastre en seguridad y a aquellos candidatos que hasta en campaña exhiben ignorancia o desprecio por resolver los problemas de seguridad de los ciudadanos.

Director general del Observatorio Nacional Ciudadano.
@frarivasCoL

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios