La Encuesta Ingreso Gasto en los Hogares y el turismo

Francisco Madrid Flores

En días pasados el Inegi ha dado a conocer los resultados de la Encuesta Ingreso Gasto en los Hogares (ENIGH). Evidentemente, este instrumento no tiene un diseño específico para revelar el comportamiento de las variables asociadas al consumo turístico. No obstante, su contenido es una mina de información sobre los ingresos y las pautas de consumo de los hogares en 2020, sensiblemente diferentes a las de 2018, lo que permite la extracción de algunas conclusiones relevantes para la mejor comprensión de la dinámica turística, recordando que el consumo turístico de los residentes en el pais en sus viajes dentro de las fronteras representa un poco mas de 76% del consumo turístico.

En primer término, vale la pena subrayar que en esta ocasión el levantamiento de la ENIGH refleja el impacto de las derivaciones económicas de la actual crisis de salud publica que enfrenta el pais. Al respecto, se debe mencionar que el ingreso promedio de los hogares se deterioró 5.8% en relación con 2018, en contraste con los gastos de salud de los hogares que aumentaron un dramático 40.6%.

Reiteradamente, hemos manifestado que luego de la salud de las personas, la mayor afectación generada por la pandemia es la que tiene que ver con la industria turística, en virtud de que la limitación a la movilidad humana, característica de los tiempos actuales, es, también, una limitación a la practica del turismo. Los resultados de la encuesta en el apartado que tiene que ver con los gastos de los hogares en paquetes turísticos y alojamiento, confirman el supuesto, pero, ademas, dan una dimensión de la descomunal magnitud de la afectación pues se reporta una caída sin precedente de 74.1%.

Un segundo aspecto que se desprende de la información de la ENIGH es lo que tiene que ver con las modificaciones en la asignación presupuestal que realizaron los hogares en viajes, desde una óptica del nivel de ingreso del que disponen. Es decir, el turismo no es responsable de la inequidad y marginación que sigue prevaleciendo en el pais -hay evidencia abundante de que sucede al contrario-, no obstante, los gastos en viajes si que son un reflejo de las condiciones en las que viven los connacionales, pues sólo una parte de la población tiene acceso a ellos. En 2018, el 58.1% del gasto en paquetes turísticos y alojamiento fue realizado por 10% de la población con mayores ingresos, lo que, como ya se dijo, evidencia las desigualdades en que se encuentran los mexicanos; para 2020, dicha proporción se redujo hasta 46.7%, lo que representa una muy significativa reducción. Del otro lado, en 2018 el 70% de la población fue responsable de sólo 16.5% de los citados gastos turísticos, en tanto que la proporción que refleja la ENIGH en 2020 es de 24.9%.

La explicación de este comportamiento puede configurarse en tres frentes: el que mayor peso parece tener es el que tiene que ver, justo, con la limitación a la movilidad de las personas quienes ante la imposibilidad de viajar, destinaron parte
de los ingresos que normalmente utilizarían para dicho fin a otros rubros; en segundo lugar, se puede inferir que la reducción en los ingresos de algunas personas que forman parte de este grupo poblacional tiene una incidencia en la redistribución de sus egresos; finalmente, es posible creer que 70% de la población de menores ingresos tiene menos elasticidad en los pocos gastos que puede canalizar para viajar, por lo que mantuvo su patrón de consumo en este rubro, sin descontar que una parte de sus viajes haya sido forzada por razones de salud asociadas a la contingencia que se vive.

Del lado de los ingresos, la afectación por la crisis turística derivada de la pandemia es también muy relevante, pues en tanto los ingresos en el promedio nacional cayeron 5.8%, como ya se dijo, los que obtuvieron quienes habitan en entidades de alta vocación turística sufrieron mucho mayores mermas, como en Quintana Roo (-23.7%) y Baja California Sur (-12.8%).

A todo esto, el sector sigue esperando una mayor empatía de los actores públicos, para salir adelante en la complicada situación que se enfrenta…

 

Director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac.
Twitter:@fcomadrid

Comentarios