2020: el turismo mundial sufre

Francisco Madrid Flores

Evidentemente, la mayor crisis relacionada con la pandemia que hoy vive el mundo es la de la salud pública y las consecuencias más dolorosas tiene que ver con la pérdida de vidas.

Las cifras son estadísticas frías, pero atrás de cada persona que ha perdido la batalla o menguado su calidad de vida, hay una historia en primera persona.

La dimensión de lo que el mundo vive es escalofriante: el fin de semana pasado se superaron los 76.5 millones de personas contagiadas en el mundo y se alcanzó un registro de 1.7 millones de decesos; y si bien el inicio en la aplicación de las vacunas puede ser visto como el principio del fin, no se puede soslayar que, en promedio, cada uno de los últimos días se enfermaron de Covid-19 más de 600 mil personas en el mundo.

En este breve recuento habría que agregar que algunos países se encuentran en ruta hacia el inicio de una tercera oleada —España por ejemplo—, y otros se encuentran paralizados y en ‘shock’ ante las preocupantes noticias sobre la aparición de una nueva cepa del virus en Inglaterra, con una aparente mayor capacidad de transmisión.

Como hemos señalado reiteradamente en este espacio, luego de los graves daños a la salud de las personas, es claro que el turismo es una de las actividades que vive la mayor afectación derivada de la pandemia, pues las restricciones a la movilidad de las personas propician un duro golpe a la industria turística: si no hay movilidad, no hay turismo.

En el más reciente reporte dado a conocer por la Organización Mundial del Turismo hace unos días y luego de que en verano se había experimentado una modesta mejora en los flujos turísticos internacionales (en comparación interanual en agosto hubo una contracción en la demanda de 77%), los meses de septiembre y octubre acusan recibo de los efectos de la segunda oleada de la pandemia en Europa y Estados Unidos, con reducciones de 80% y 83% en las llegadas de turistas internacionales en el mundo.

Con ello, la estimación para el cierre del año es de una pérdida de más de mil millones de viajes y de 1.1. billones de dólares en relación con 2019. Por su parte, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo ha señalado que la pérdida de empleos en el sector podría situarse en un intervalo de entre 143 mil y 174 millones.

En un escenario moderadamente optimista se espera un rebote en las corrientes de viajeros para el segundo semestre de 2021, sin olvidar que los volúmenes de viajeros que se alcancen en este 2020, serán similares a los registrados hace 30 años y la recuperación a niveles de 2019 tomará entre 30 y 48 meses (en el mejor de los casos, en nuestra opinión).

Esta realidad demandará que los apoyos para la industria deban multiplicarse. Los gobiernos de muchos países así lo han entendido y se han implementado diversas medidas para acompañar la defensa de las empresas del sector, constituido fundamentalmente por Mipymes, y, en consecuencia, del empleo turístico.

Reconociendo que las afectaciones son menos severas para los destinos turísticos mexicanos, en comparación con el escenario internacional, de todos modos la industria turística del país resiente una crisis de proporciones descomunales, por lo que queda un largo camino por recorrer.
Ciertamente es esperanzador el ritmo de recuperación en los flujos y reservaciones hacia los destinos de playa en estas fechas, pero las condiciones que hoy se viven con la pandemia en el país, no dejan de generar preocupaciones ante la posibilidad de una multiplicación en los contagios en estos sitios.

Derecho de piso al turismo extranjero en Quintana Roo

Finalmente, el Congreso de esta entidad aprobó el cobro de un aprovechamiento a los turistas internacionales equivalente a un poco más de 10 dólares por persona. Sin duda, este es un despropósito y una pésima señal a la industria, en el peor momento posible. Es de esperar una contraofensiva de carácter legal para evitar un cobro que no parece tener fundamento.

Nadie niega la necesidad de fortalecer las finanzas estatales, pero llama la atención que esto se quiere hacer a costa de quienes ya pagan Derecho de No Residente, Derecho de Servicios Migratorios, Tarifa de Uso de Aeropuerto, derechos por saneamiento ambiental, IVA e impuesto al hospedaje.

 

Director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac.
Twitter: @fcomadrid
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios