Se encuentra usted aquí

¿Dónde quedó el dinero?

¿Qué clase del gobierno es el que se guarda más de un millón de millones de pesos mientras la economía se cae, crecen los despedidos, faltan medicinas en los hospitales, aumenta la pobreza...?
01/11/2019
01:24
-A +A

La economía del país sigue cayendo como consecuencia de las malas políticas del gobierno: falta de estímulos, retención de impuesto que deberían devolver y falta de pagos a proveedores, entre otras. Una cosa parece segura: no es por falta de dinero, sino por falta de voluntad, de capacidad y de visión. Si hemos de creer en sus cifras, el gobierno está guardando más de un billón (sí, más de un millón de millones) de pesos mientras el país se hunde.

Por una parte, tiene una bolsa de 500 mil millones de pesos que, según informó el presidente López Obrador el 31 de agosto pasado, fueron recuperados mediante el combate a la corrupción. Es un dinero extra, que no está incluido en el Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Federación. Para utilizar los términos que le gustan al gobierno, guardar ese dinero cuando se requiere dar seguridad a los trabajadores de que no van a perder sus empleos es “anticristiano e inhumano”.

En julio, el gobierno anunció un “empujón” a la economía por 485 mil millones de pesos. El entonces subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, en una declaración que no le fue desmentida por el presidente, dijo que el objetivo era “evitar que la desaceleración económica del país se convierta en recesión”. Dijo que habría “acciones de infraestructura, financiamiento y aceleraciones de licitaciones que tengan impacto en la economía”. Como nada de eso ha ocurrido, es lícito deducir que ese dinero también está guardado.

Hasta aquí ya llevamos 985 mil millones de pesos que, conviene subrayar, no están incluidos en el presupuesto y, por lo tanto, no están asignados para un fin específico ni sujeto a reglas de operación. Pero eso no es todo. De lo que sí estaba presupuestado para gastarse en el periodo enero-junio, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda, dejaron de ejercerse 174 mil 484 millones de pesos, los cuales están guardados en las arcas gubernamentales.

De esta manera, al iniciar el tercer trimestre, el gobierno tenía casi un billón de pesos fuera del presupuesto y casi 175 mil millones sin ejercer. Tenía dinero más que suficiente para reactivar la economía y no lo hizo pues, de acuerdo con todos los pronósticos al momento de escribir este artículo, la economía nacional tendría una caída por debajo del cero por ciento en el tercer trimestre, igual que ocurrió en marzo, mayo, julio y agosto.

Mientras tanto, un millar de empresas denuncian que desde diciembre pasado, es decir durante todo este gobierno, Petróleos Mexicanos no les ha pagado más de 45 mil millones de pesos. Esa cantidad es poco más o menos la mitad de las pérdidas que tuvo Pemex en el tercer trimestre del año, 87 mil millones de pesos, un hecho bochornoso si se compara con los 26 mil 771 millones que obtuvo de ganancias en el mismo periodo de 2018. La curva de aprendizaje del ingeniero agrónomo le está resultando muy cara al país.

En este contexto, conviene recordar una reflexión del presidente López Obrador ante la escasez de medicinas: “qué clase de sociedad somos si la enfermera, el médico, el director del hospital, si cualquier ciudadano no toma la decisión de comprar el medicamento para que no se pierda la vida de la niña o el niño”. Pues bien, ¿qué clase del gobierno es el que se guarda más de un millón de millones de pesos mientras la economía se cae, crecen los despedidos, faltan medicinas en los hospitales, aumenta la pobreza y la desigualdad, suben los homicidios dolosos, los secuestros, las extorsiones? ¿Qué clase de humanismo es ese?

Tenemos derecho a preguntar: ¿dónde está el dinero? ¿Qué están haciendo con los 500 mil millones que, según el presidente, se ahorraron mediante el combate a la corrupción? ¿Cuál fue el mecanismo para entregarlo a la Secretaría de Hacienda, si es que se hizo? ¿Por qué no aparece como ingreso extraordinario en la Ley de Ingresos del 2020? Es realmente mucho dinero, representa cinco veces el déficit público del periodo enero-agosto del 2019, el cual fue de 118 mil millones de pesos. ¿Se pretende acaso que el presidente lo maneje en secreto, sin informar a nadie y sin rendir cuentas?

Es urgente que el gobierno aclare, por lo menos, dónde están esos 500 mil millones que no estaban en el presupuesto, sobre todo si tomamos en cuenta que la Secretaría de Hacienda ya instruyó a las dependencias del sector público empezar el cierre administrativo a partir de hoy, primero de noviembre. ¿O simplemente desaparecerán?

 

Fernando Herrera Ávila
Vocero del PAN. Senador de la República durante la LXII y LXIII Legislaturas del Congreso de la Unión. Durante esta etapa fue Coordinador de la bancada de Acción Nacional, presidente de la Junta de...