Resultados del monitoreo en radio y televisión en las campañas electorales

Fernando Díaz Naranjo

El Instituto Nacional Electoral, conocido por sus siglas como INE, monitorea las señales radiodifundidas diarias, así como los espacios noticiosos para conocer el tratamiento que dan los diversos programas de radio y televisión tanto en los periodos de precampaña como en el transcurso de las campañas electorales en los procesos electorales federales.

En este sentido, el monitoreo tiene como objetivo vigilar el cumplimiento de las transmisiones en los programas en radio y televisión a través de los tiempos destinados a la comunicación social del INE, así como en otros medios que, en su caso, determine la propia autoridad nacional electoral.

Del igual manera, el monitoreo tiene la finalidad de medir diversas variables que permiten revisar el cumplimiento de la normatividad electoral tales como: tiempos de transmisión, géneros periodísticos, valoración de la información, recursos técnicos utilizados para presentar la información, importancia de las noticias, registro de encuestas o sondeos de opinión, igualdad de género y no discriminación, así como las referencias que se realicen respecto a la violencia política contra las mujeres en razón de género.

Por ello y una vez concluida la elección del pasado 6 de junio, resulta interesante revisar los resultados de algunas de estas variables en atención a que el INE hizo público el pasado 30 de junio, los resultados de monitoreo de noticiarios de las campañas electorales de la elección que corrieron del periodo del 4 de abril al 2 de junio a cargo de la Facultad de Ciencias Políticas y sociales de la UNAM.

El monitoreo se hizo respecto a los 10 partidos políticos nacionales que compitieron en la elección, así como a las dos coaliciones registradas y las correspondientes candidaturas independientes.

Se registraron 49,919 piezas de monitoreo para todas las candidaturas, de las cuales 40,271 correspondieron a radio y 9,648 a televisión. El tiempo total otorgado a las campañas fue de 1,051 horas, 44 minutos y 1 segundo.

La cobertura de las campañas para diputaciones federales se llevó a cabo, principalmente, a través de notas informáticas (48.11%), seguida de programas de opinión y análisis (17.11%), entrevistas (33.86%), programas de debates (0.58%) y reportajes (0.35%).

Ahora bien, revisando las variables concernientes a la igualdad de género y no discriminación, así como las relativas a la violencia de género, tenemos los siguientes datos:

-Se registraron 7,918 menciones de género para mujeres; 12,959 para hombres y 30,323 menciones no incluyeron especificación de género, es decir, la diferencia desproporcionada de menciones en favor de los hombres respecto de las mujeres fue de 5,041 menciones.

-En cuanto al tiempo dedicado a candidatas y candidatos en radio y televisión, se observa que el género femenino obtuvo 147 horas, 49 minutos y 48 segundos, en tanto que los hombres 395 horas 45 minutos y 40 segundos. La diferencia fue de más de más de 248 horas.

-Se encontró en el monitoreo que, del total de las piezas de monitoreo sin hacer uso del lenguaje incluyente y no sexista fue de 16,082; de éstas 13,028 fueron realizadas en radio y 3,054 en televisión.

-Sobre la variable relativa a la violencia política contra las mujeres en razón de género que, clasifica la información con presencia de estereotipos de género como la cosificación de las mujeres, los roles domésticos, rasgos físicos o vestimenta, la edad, rasgos de subordinación, o bien, expresiones sexistas en las declaraciones (machismo, misoginia y homofobia), tenemos que, de las 5,905 piezas de monitoreo valoradas en radio y televisión, 123 presentaron estereotipos de género.

Como podemos observar, el INE y los medios de comunicación tanto en radio como en televisión, tienen mucho por hacer para que en procesos electorales próximos la equidad en la contienda electoral también abarque plenamente la vertiente comunicativa que es el insumo fundamental que genera opinión en la sociedad. Estamos seguros que esta ardua tarea se alcanzará con creces toda vez que los medios de comunicación son instancias participativas, abiertas al aprendizaje de este tipo de fenómenos y atentos a todo aquello que implique generar condiciones de igualdad.

Comentarios