Suscríbete

2024: voto por internet 

Fernando Díaz Naranjo

En este año de elecciones prácticamente todas las miradas están puestas tanto en la renovación de la Cámara de Diputadas y Diputados federal, como en la elección de 15 gubernaturas.  Sin embargo, también se renovarán 30 congresos locales, así como en 30 entidades federativas se renovarán las autoridades de los ayuntamientos. 
 
Sin duda alguna los procesos electorales donde se disputa el poder público, las contiendas serán fuertes y dinámicas y ésta, a pesar de la terrible pandemia que nos aqueja, no será la excepción. 
 
No obstante, es importante resaltar un esquema de votación que puede ser un referente para analizar, estudiar, probar y, eventualmente implementar, en futuros procesos electorales.  Me refiero a la votación electrónica. 
 
En nuestro país, el voto electrónico a través de las llamadas urnas electrónicas se viene utilizando en diversas elecciones locales.  Así, encontramos que fueron utilizadas en Coahuila en 2005 y, desde entonces más de 20 entidades federativas han utilizado estos mecanismos en una proporción menor para recibir la votación de la ciudadanía.  La última elección en donde han sido utilizadas fueron justamente las elecciones locales de Coahuila e Hidalgo en octubre del año pasado. 
 
La novedad de estos mecanismos es que las instituciones electorales locales del país las han utilizado, además, para ejercicios de participación ciudadana, la renovación de dirigencias locales partidistas, la aplicación de determinadas políticas públicas, la elección de representantes estudiantiles, entre varios ejercicios más.  Esto significa que, además de su uso electoral, estas máquinas que han demostrado su funcionalidad en México, pueden ser utilizadas para viarios ejercicios requeridos por la sociedad, así como para varios procesos electorales lo que abarataría el alto costo electoral que hasta hoy día tenemos. 
 
No obstante, existe también otro modelo de votación que resultará importante revisar a raíz de los resultados que se obtengan este año, con la finalidad de explorar la instrumentación al interior de la República del voto por internet. 
 
En esta elección 11 entidades federativas recibirán la votación de las y los mexicanos residentes en el extranjero de acuerdo con lo dispuesto en sus legislaciones electorales locales. En Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Sal Luis Potosí y Zacatecas sus ciudadanos y ciudadanas podrán votar desde el exterior por gobernador o gobernadora, en tanto que Jalisco lo podrá hacer por una diputación de representación proporcional y, para el caso de la Ciudad de México por una diputación migrante. 
 
Si bien la ciudadanía de estas entidades podrá escoger bajo dos modalidades de voto, es decir, el tradicional voto postal o el voto por internet, éste último atrae los reflectores por su sencillez y facilidad para votar desde una computadora, laptop, Tablet o simplemente desde un teléfono celular conectado a internet. 
 
Este modelo de votación que bajo la coordinación del Instituto Nacional Electoral (INE) y los institutos electorales locales instrumentarán, puede ser el punto de partida para que, una vez terminada la elección de junio de este año, se lleven a cabo los análisis y estudios que correspondan para que el legislativo explore la posibilidad de que, con las reformas a la normatividad correspondiente, en la elección de 2024 pueda llevarse a cabo de forma vinculante, en la proporción que los actores políticos determinen, el uso tanto de la urna electrónica como del voto por internet no solo para las y los mexicanos que residen en el exterior, sino también para el interior de la República. 
 
Además de una posible reducción de costos seguramente implicará una mayor participación ciudadana lo que fortalecerá nuestro sistema democrático.  Veremos. 

Comentarios