Messi, Barcelona, el punto final…

Fernando Cevallos

Veinte años después de que aquel contrato firmado en una servilleta cambiara la historia del Barça

Utópico, irreal, inimaginable; un legado que trascendió fronteras escribió historias, forjó leyendas, levantó títulos, creó identidad, globalizó un club, potenció una marca, hizo escuela, rompió paradigmas, instauró estrategias, pero sobre todas las cosas alegró con su futbol a La Liga, a España, a Barcelona, seguramente Europa le seguirá disfrutando.

El 5 de agosto de 2021 será recordado por siempre como el fin de una era, un ciclo que se cumplió dejando atrás la época más gloriosa del FC Barcelona, el día que aquel niño de Rosario, convertido en leyenda no pudo seguir en el club de su vida. Muchas preguntas han quedado sin respuesta, verdades inconclusas, rumores que van y vienen, suspicacias convertidas en noticias. Solamente Joan Laporta sabe si el esfuerzo por tratar de retenerlo fue real o si fue la fachada de una obra bien montada para tapar un imposible.

Envuelto en la nostalgia del jugador de una sola camiseta que no pudo ser, quedarán sus goles, sus récords, sus regates, sus 10 Ligas, siete Copas del Rey, cuatro Champions League, ocho Supercopas de España, tres Supercopas de Europa, tres Mundiales de Clubes, sus seis Balones de Oro, ocho Pichichis, seis Botas de oro, cuatro UEFA Best Player, su FIFA The Best, su FIFA World Player y su Golden Boy.

LEE TAMBIÉN: Lionel Messi se va del Barcelona; confirma el club

El futuro próximo apunta a París. Después de conocer cómo es la vida en Miami y aprovechando la gran relación que existe entre Nasser Al-Khelaïfi y David Beckham, dos años más en el PSG, llegar en tiempo y forma a Qatar 2022, para después ser el embajador de la MLS en el Mundial de 2026 jugando en Miami apunta a ser una oferta irrechazable.

Veinte años después de que aquel contrato firmado en una servilleta cambiara la historia del Barça, para siempre, pareciera que el cambio de ciclo es inminente. Sorprende el silencio de sus compañeros, la indiferencia de sus amigos, alerta la falta del homenaje más que merecido. Si el club aceptó usar medios oficiales para asegurar su continuidad sólo el tiempo nos dará la respuesta de si se trataba del punto final de los finales en la relación Messi, Barcelona o de si a esta magnífica aventura todavía le quedan puntos suspensivos.

-@FerCevallosF

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios