Suscríbete

Cesc se equívoca, Carlos Vela es un futbolista feliz

Fernando Cevallos

Es un futbolista que ha sido el mejor en donde ha jugado y siempre ha entendido el futbol como lo que es... un juego y hay que disfrutarlo

En el Arsenal era un niño, nunca fue feliz en la gris Londres, donde la hora del té, las pintas, los pubs y la Guardia Real, son el pan nuestro de cada día; “Good Save the Queen”. Su carrera realmente despegó en agosto de 2011, cuando fue presentado como el segundo mexicano en vestirse la camiseta Txuri-Urdin.

Lo conocí días después de su presentación, era un 15 de septiembre, yo vivía en Madrid, el grupo Maná tocaría ese día. Debo confesar que no soy un fanático recalcitrante de la banda jalisciense, pero era un plan perfecto para celebrar las fiestas patrias lejos de casa. Tuve que regalar mis tickets para cumplir con el compromiso profesional, recién fichado era la primer entrevista que concedía y había que aprovecharla. En ese paraíso llamado Zubieta recordamos el Mundial Sub-17 y me confesó que acá “la adaptación era más fácil por el idioma y las costumbres”. El semblante era otro, la Real siempre ha sido una familia, lo habían adoptado y era feliz.

El cliché de lo que fue y de lo que pudo ser, dicta que su talento lo habría llevado a la élite; la realidad habla de que nunca hubo ofertas concretas, más allá de un interés efímero del Atlético de Madrid, que terminó decantándose por la edad de Antoine Griezmann —dos años menor— y aquella que llegó recientemente jugando en la MLS, donde estuvo a una firma de convertirse en delantero del Barça.

En España rozó la perfección, compartiendo terna con Messi y Cristiano Ronaldo al mejor jugador de la temporada, disputó Champions con un equipo que suele verla por televisión y los que lo vivieron en primera persona aseguran que es el mejor extranjero en la historia de la Real Sociedad. En Hollywood superó a Zlatan, ha sido goleador, MVP, ídolo y figura. No es casualidad que su camiseta sea la más vendida en el futbol de  Estados Unidos.

Juzgarlo como traidor a la patria por seguir sus ideales al decirle que NO a la Selección Mexicana estuvo en el vox populi nacional; argumentar que le gusta más el basquet es un tópico desgastado para un futbolista que ha sido el mejor en donde ha jugado. Carlos Vela siempre ha entendido el futbol como lo que es… un juego, y hay que disfrutarlo siendo feliz.

@FerCevallosFx

TEMAS RELACIONADOS
MLS

Comentarios