Suscríbete

Es rentable ser sustentable

Enrique de la Madrid

Durante muchos años, ser sustentable y amigable con el medio ambiente era principalmente una cuestión de ética y de responsabilidad social. Ahora, ser sustentable también nos conviene por ser económicamente rentable.

Hace una década, costaba el triple producir electricidad en una planta fotovoltaica en comparación con el carbón.
Ahora, producir electricidad por medios sustentables en México es hasta tres veces más barato que hacerlo con combustibles fósiles como el combustóleo.

La gran mayoría de los inversionistas ya están apostando por las energías renovables. Durante 2020, 90% del crecimiento de energía en el mundo se produjo mediante energías renovables. En el caso de la electricidad, se espera que de 2020 a 2025, el 99% del aumento en el consumo eléctrico será provisto por fuentes sustentables, de acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía. Incluso las potencias y las empresas petroleras ya están apostando a las energías renovables.

No necesitamos cerrar todas las plantas de combustibles fósiles ni cambiar toda la red energética de la noche a la mañana, pero tenemos que acelerar el paso pues la energía solar y la eólica representan menos del 15% en México.

Además, si sumamos los costos en salud que implica la contaminación, las energías renovables se vuelven más importantes. Cada año gastamos mucho dinero en atender a mexicanos víctimas de la contaminación, la cual contribuye al cáncer pulmonar, accidentes cardiovasculares, infecciones en vías respiratorias, al aumento de la presión arterial y a reducir nuestra capacidad cognitiva.

El cambio climático también reduce la productividad agrícola y generará cada vez más costos por inundaciones, incendios y huracanes. Este año se superaron varios récords de número de tormentas tropicales en el Atlántico, lo cual afectó la economía de la península de Yucatán. También, una grave inundación golpeó a Tabasco; y si el nivel del mar aumenta, los costos serán mayores.

El clima es algo sumamente complejo, por eso es difícil predecir con exactitud qué va a pasar en el futuro. Sin embargo, existen escenarios posibles en los que lugares poblados en Florida o Tabasco podrían desaparecer. El incremento del nivel del mar ya ha forzado a millones a emigrar, pero como ha sucedido en zonas marginadas de Asia, aún lo percibimos como distante.

Es importante que todos, principalmente los jóvenes, demandemos políticas más sustentables. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, los subsidios a los combustibles fósiles alcanzaron en 2017 los 5.2 billones de dólares, mientras que en 2015 ya habían superado el gasto total en salud de todos los gobiernos del mundo.

En México tenemos enormes recursos energéticos renovables que estamos desperdiciando. Si queremos ahorrar mucho dinero y mantener nuestra soberanía energética e independencia, debemos apostar por las fuentes renovables de energía para que nuestros técnicos aprendan a diseñar, instalar y ejecutar las tecnologías energéticas más competitivas.

Casi toda la inversión energética global apunta a las fuentes renovables, siendo una tendencia irreversible. México es un país lleno de recursos que podemos aprovechar de forma más inteligente. 

Director del Centro para el Futuro de las Ciudades del Tecnológico de Monterrey.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios