Crear empleos bien pagados impulsando las exportaciones

Enrique de la Madrid

Es importante producir más cosas en México y ofrecerlas a EU, porque el tiempo y el costo de traslado de productos desde nuestro país es mucho menor

Tenemos que dejar de “nadar de muertito” en materia de exportaciones porque México tiene un gran potencial para crear muchísimos empleos bien pagados, siempre y cuando aproveche sus ventajas comparativas, el robusto mercado internacional y logre incrementar sus exportaciones.

De acuerdo con el último censo económico, los 1.3 millones de trabajadores de la industria de la fabricación de equipo de transporte, que está fuertemente ligado a las exportaciones, tienen remuneraciones 38% superiores al total de las y los trabajadores mexicanos. Desafortunadamente aún no tenemos una cultura de exportación consolidada.

Además, es importante recordar que en una economía cada vez más digitalizada, una parte mayor del comercio internacional ahora se hace a través de internet, en plataformas como Alibaba.com.

Platiqué de esto recientemente con Andrés Díaz Bedolla, jefe de la Oficina de Servicios de Alibaba.com en México, quien me dijo que esta plataforma realiza cerca del 70% de todo el comercio electrónico de exportación en el mundo. México es el décimo país que más compra en Alibaba.com, con 312 mil cuentas activas de empresas importadoras. Sin embargo, hay un dramático contraste con las empresas exportadoras mexicanas, pues al principio de año solamente había registradas 28 empresas que ofrecían productos desde México.

Somos el país 180 de 192 países en términos de ventas o exportaciones en la plataforma. Como una terrible muestra, Andrés me dijo que si hace cuatro meses hubiéramos buscado exportadores de tequila en Alibaba.com, hubiéramos encontrado 1,303 proveedores; únicamente seis de ellos hubieran sido de México, y la primera cuenta exportadora mexicana la hubiéramos encontrado hasta la página siete en las opciones de búsqueda. Es una ironía que sea más fácil comprarle tequila a otros países antes que a México.

Además, hay una coyuntura que no estamos aprovechando correctamente.

El precio promedio de traer un contenedor de China a Estados Unidos pasó de 800 dólares hace un año y medio, a 8 mil o 12 mil dólares en la actualidad, de acuerdo con lo que me comentó Andrés. Esto se debe a una fuerte congestión logística causada por el cierre de puertos por la temporada de tifones y las medidas obligadas por la pandemia como la imposibilidad de volver a usar los contenedores de exportación o el cierre de puertos ante la amenaza de un nuevo brote de Covid-19.

Adicionalmente, hubo una caída en los inventarios, es decir, la producción de bienes se frenó durante el periodo de mayores restricciones por la pandemia, lo que contribuyó a incrementar la demanda de bienes y de comercio una vez que se levantaron las restricciones.

Las condiciones anteriores hicieron que el precio de importar cosas desde China hacia Estados Unidos, Canadá y México se incrementara de 10 a 15 veces. Además del costo, también se ha incrementado el tiempo en el que llegan los productos de Asia. Antes los productos llegaban en aproximadamente mes y medio, ahora este proceso tarda más de cuatro meses.

Por ello es importante producir más cosas en México y ofrecerlas a Estados Unidos, porque el tiempo y el costo de traslado de productos desde nuestro país es mucho menor. Esto representa una gran oportunidad para que México incremente sus exportaciones, pero muchas y muchos mexicanos no la conocen o no lo creen así.

Andrés Díaz me comentó que lo que más se vende en la plataforma son alimentos y bebidas, pero que cuando se acerca a agricultores mexicanos para animarlos a vender por Alibaba.com muchos de ellos lo primero que piensan es “¿pero yo qué le voy a vender a China?”, mientras que una gran cantidad de compradores de Alibaba.com provienen de países de occidente como Estados Unidos, que es el comprador número uno del mundo en compras por la plataforma.

También me dijo que ahora se necesita mucha capacitación y entrenamiento para que los empresarios puedan entender las oportunidades.

México tiene una historia de muchísimo éxito con las exportaciones que pasaron de 52 mil millones de dólares (mdd) en 1993 a 451 mil mdd en 2018, es decir, crecieron 9% en promedio cada año, lo cual es un crecimiento muy vertiginoso. Esto ayudó a dinamizar significativamente la economía de algunos estados como Aguascalientes, Querétaro o Nuevo León. 

Desafortunadamente no todas las entidades del país, especialmente las del sur-sureste, pudieron participar de esta ola de exportaciones que trajo muchos empleos bien pagados. Además, está historia de éxito se ha frenado, pues en 2019 el crecimiento en las exportaciones fue de 2%, cerca de una quinta parte del gran crecimiento promedio que habíamos experimentado desde 1993.

Después vino la pandemia y las exportaciones se contrajeron 24% en 2020. En los primeros 8 meses de 2021, las exportaciones fueron 3.5% superiores a las de 2019, lo que es positivo, pero significa que estamos aprovechando muy poco esta gran oportunidad coyuntural que significa el encarecimiento de las exportaciones desde Asia.

Hay cambios muy importantes en la dinámica del comercio internacional, especialmente una enorme congestión en los puertos y por ello es muy importante que en México aprovechemos la coyuntura con las siguientes medidas:

Implementar una política deliberada de fomento a las exportaciones; promover la llegada de inversión extranjera y la generación de inversión local para aumentar la capacidad productiva ligada al sector exportador; aplicar una política de sustitución de importaciones para que sean las empresas radicadas en México con empleados mexicanos, quienes reemplacen muchos de los insumos que importamos; y mejorar nuestra infraestructura logística, como puertos y carreteras, para incrementar nuestras exportaciones y sustituir algunos de los puertos de Estados Unidos que están saturados.  

Director del Centro para el Futuro de las Ciudades del Tecnológico de Monterrey

Comentarios