Vamos a Dallas todos

Enrique Beas

Empieza la aventura de otro verano para ver al equipo de todos seguir un proceso prometedor, pero que necesita recuperar sus ideas futbolísticas del 'Tata' Martino

Y no es albur. Sino una forma de explicarles que, en menos de 24 horas, en Dallas me pasaron muchas cosas. Ir a la Copa Oro tiene su encanto y no es el shopping.

Es cierto que la pandemia ha pegado duro, pero acá en Texas ya se vive —según ellos— sin bicho, o al menos sin temores y sin restricciones. Tengo 36 años de edad y me tocaría mi vacuna en México, pero lo primero que hice por acá al aterrizar fue vacunarme, al ver que hay muchos lugares disponibles. Ojalá se pueda humanizar más el tema para llevarlas a las zonas más endebles del mundo.

Así que empieza la aventura de otro verano para ver al equipo de todos seguir un proceso prometedor, pero que necesita recuperar sus ideas futbolísticas del Tata Martino. Estaremos presentes para ver ese trabajo. Ya les iré contando qué tanto carácter hay para arrasar un torneo que exige goleadas y buen funcionamiento, después de que no le has metido gol a Costa Rica y a Honduras en los últimos juegos.

ENTÉRATE: ¿Cuándo y dónde se jugará la final de la Eurocopa entre Italia e Inglaterra?

Pero justo mientras le entras al calor de Estados Unidos, te percatas de que los clubes mexicanos están acá también para prepararse, vacunarse y sacar dólares. Ayer se presentó el calendario de la Leagues Cup, con los equipos de la MLS y la Liga MX. Vendrá el Juego de Estrellas y cada día más visitas a Estados Unidos, porque el corazón de esta maquinaria aún es el mexicano, aunque sea de segunda o tercera generación.

Mientras el mundo habla de Messi ensangrentado y la final que se viene contra Neymar, en el gran clásico del futbol Brasil vs Argentina, u otros hablan del tremendo agarrón que será con una de las grandes selecciones que regresa a una final, como lo es esta fresca italiana, que enfrentará por fin a los creadores del deporte con su generación soñada y como motor de la Liga más poderosa del mundo, la Premier... Es más,  algunos hasta hablan de la caída y si ayer fue el último juego de Roger Federer en Wimbledon, a nosotros nos toca seguir indagando este mundo paralelo para que en verdad Estados Unidos no sólo sea un negocio, sino también un buen proyecto deportivo que permita más flujo para tener más desarrollo.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A 24 horas movidas en las que el eslogan del arranque del viaje podría ser: Vamos todos a Dallas.

@EnriqueVonBeas
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios