Tres grandes dormidos

Enrique Beas

Cansado de esa cantaleta de que el América es el único grande, el que da la cara contra los del norte (mentira) y contra el León (triple mentira), seamos realistas en un futbol en el que el Monterrey tiene años de no ser campeón, igual que el Toluca o los mismos Pumas, y ni se diga el Cruz Azul

Cansado de esa cantaleta de que el América es el único grande, el que da la cara contra los del norte (mentira) y contra el León (triple mentira), seamos realistas en un futbol en el que el Monterrey tiene años de no ser campeón, igual que el Toluca o los mismos Pumas, y ni se diga el Cruz Azul.

Tendríamos que dejar a un lado ese argumento de los equipos que ganaban todo, ya que incluso en épocas del todopoderoso Tigres, el único doblete moderno lo tienen las vilipendiadas y lastimosas Chivas. Eso no quita el gran proyecto del América.

Sólo que pasan los años y veo cómo la ilusión y la esperanza son signos vitales del Cruz Azul. Cómo se reinventan y entienden que sus valores provienen de un lugar lleno de magia, como una cooperativa (aunque sigan en litigios y duelos de poder).

O cómo en CU los aficionados llegan convencidos de que lo que buscan es garra, jugar con canteranos, ver que sus jugadores sudan la camiseta. Saben que su camino no son los títulos siempre, sino ser el símbolo de una raza que habla por su espíritu.

Y qué decir de las pobres y raquíticas Chivas, que han ganado 13 mugrientos juegos de 74 después del doblete, que meten aún más de 30 mil personas, esperando que los puros mexicanos despierten en una Liga cada día con más extranjeros.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A los días donde leo que corren peligro las rivalidades de los grandes y sólo son millennials vendiendo humo, sin entender las bases de los tres grandes dormidos.¡
 

Comentarios