Mayo de definiciones

Enrique Beas

Ya tocaremos el punto de nuestra apetitosa Liguilla, al menos de este Rebaño Sagrado y las poderosas Águilas

El fin de semana estuvo cargado de momentos especiales. El Milan está a dos jornadas de ser campeón de nuevo en Italia, aunque sólo lo separan dos puntos del Inter. El City encontró tranquilidad por el empate del Liverpool y su goleada; quedan nueve puntos y está con tres de diferencia. El equipo de Klopp aún lucha por la FA Cup y la Champions.

Tres jornadas más para ver si Javier Aguirre logrará rescatar a un equipo más del descenso. La derrota del fin de semana pesó muchísimo. Está a dos puntos y el panorama pinta durísimo. Menos mal que, ante el fracaso de los Rayados, se calman un poco las cosas en la memoria colectiva, que ponía a Vuce como el redentor, y no pudo.
 

Justo la eliminación del Monterrey es la que más pesa. El único local que no logró pasar. Mucho drama en tres de los cuatro juegos, que se tuvieron que ir hasta los penaltis. Necaxa deja buen sabor de boca para que el Jimmy siga creciendo, al igual que Caballero con el Mazatlán. Mención aparte al buen trabajo de los Pumas.

Un equipo que fue goleado en la final de la Concacaf y en la repesca ante unas alegres y renacidas Chivas. Sus aficionados pueden estar tranquilos, el punto es que algo tiene que pasar de origen para volver a proyectar épocas de gloria y deben buscar algo de capital para reforzar al equipo, dejar que Lillini siga sacándole jugo, pero no abandonarlo financieramente, cómo ha sido.

Puedes leer: "Ni tan popular el repechaje, el boxeo lo “acribilló” en audiencia"

Ya tocaremos el punto de nuestra apetitosa Liguilla, al menos de este Rebaño Sagrado y las poderosas Águilas, que —de no esperar mucho de ellos— serán el centro de atención ¡Bienvenidos, bienvenidos! A ese mayo de definiciones.

PD. No suelo hacer columnas con esto, pero la ocasión lo amerita. Y más, después de mi experiencia en Las Vegas con la pelea del Canelo contra Bivol. Raza, el debate no debe ser si hay [email protected] festejando la derrota de Saúl, sino ¿por qué se perdió, cuánto afectó realmente el cambio de peso y la preparación de esta pelea? Lo demás es lo de menos. Tenemos Canelo para rato y entendamos todo lo que mueve el boxeador.

@EnriqueVonBeas

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios