Los mariachis callaron

Enrique Beas

La verdad es que no es una columna de las apuestas que ya casi siempre pagan las Chivas a los americanistas

La verdad es que no es una columna de las apuestas que ya casi siempre pagan las Chivas a los americanistas. Donde dicho sea de paso, gran labor del área de producción del Rebaño para apoyar en plena contingencia a tanto mariachi que por la pandemia, así como la mayoría, vive días muy complejos. 

Pero bueno, eso ya lo superé. Así que mejor me enfoco en otro tema, uno que también tiene mucha polémica. Y hablo de los alegres compadres, el dúo matón, que jugaban en Barcelona juntos; ayer Luis Suárez de forma oficial se despidió del equipo donde generó la mayoría de sus goles para convertirse en una leyenda más que se va por la puerta de atrás. Jugó 283 partidos y participó en 295 goles. 
 

 

Fueron en total 195 goles. Ganó cuatro ligas y cuatro copas. Una Champions en aquel magnífico proyecto de la MSN (Messi/Suárez/Neymar). Ganó un Pichichi. Un Mundial de Clubes. Le hizo 11 goles al Real Madrid en 16 juegos. Una locura. El mejor 9 de los últimos años gracias al proyecto que hoy mismo destruyen y para muestra chequen lo que pagaron por Griezmann y Turán y cuánto cobrarán por el uruguayo. Un duro golpe por las formas al pasado, presente y futuro de la franquicia más ganadora de la última década en España.

 ¡Bienvenidos, bienvenidos! A esos días donde sí aplica la frase: los mariachis callaron.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios