La prensa carroñera

Enrique Beas

Refleja muy bien lo que suele pasar cada cuatro años, cuando todos nos convertimos en expertos de sofá

Aprovecho este espacio para compartir una reflexión que hizo Vanessa Zambotti (exjudoca) en sus redes sociales, la cual vale mucho la pena que se entienda para dimensionar muy bien el sentir de los que nos representan en cada justa veraniega: “Esto es cada cuatro años (bueno, ahora cinco). Guía para ver los Juegos Olímpicos y no parecer un cretino en el intento:

1.— Los atletas que están ahí no llevan cuatro años entrenando, seguramente el 98% lleva toda su vida infantil y juvenil haciendo deporte.

2.— Los atletas en México normalmente no van por medallas, eso NO los demerita en lo absoluto. La infraestructura y el dinero en este país hacen que sea un verdadero logro llegar.

3.— Los atletas que van de salida, no están obligados a ganar nada para deleitar sus obesos cuerpos sentados en un sillón. Ellos ya son los más grandes de todos los tiempos. Aprecia su técnica, su trayectoria, disfruta que siguen ahí, al mejor nivel, después de 12 o 20 años, haciendo una rutina que tú no soportarías ni un día.

Lee también: Tokio 2020, la delgada línea entre la crítica y la carroña

4.— Si te dan coraje los resultados de la delegación mexicana, trata de hacer un cambio en tu vida que pueda ayudar. 

5.— Aquí, normalmente cada esfuerzo es individual. Las familias y los atletas han sacrificado amigos, amores, escuela, dinero, tiempo, todo para lograr estar entre los mejores del mundo, dar las marcas y participar en unos Juegos Olímpicos... No están para entretenerte, tú no estás pagando por un espectáculo. Esto es uno de los eventos más loables y puros que quedan.

6.— Tampoco les puedes exigir porque pagas impuestos, más bien exígele a los directivos y a las federaciones y gobernantes que esos impuestos lleguen a los atletas y, a pesar de que les llegaron, créeme que lograr un boleto para la justa olímpica se consigue con todo menos con hueva. 

7.— ‘Es que no hizo ni su mejor tiempo’. Son demasiados los factores que influyen en un resultado deportivo. Si nunca has competido en un nivel importante, por favor, calla y respeta el esfuerzo que el atleta dio. No sabes lo que se siente estar ahí y lo que pudo pasar.

Es muy sencillo, sólo aplaude el esfuerzo, disfruta cada gesto, emociónate por los buenos y los malos momentos. Por favor, evita los comentarios negativos, reflejan lo cretino que se puede ser al hablar de lo que no sabes”.

Esto fue posteado por nuestra otrora atleta olímpica mexicana y, sin duda, refleja muy bien lo que suele pasar cada cuatro años, cuando todos nos convertimos en expertos de sofá, en lugar de gozar sus logros, hazañas y mucho más que le ponen a sus vidas para representarnos como país. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A esos días en los que nos damos cuenta que sí hay muchos que son prensa carroñera.

@EnriqueVonBeas

 
TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios