La manzana podrida

Enrique Beas

En esta depuración forzada y tan necesaria, el futbol mexicano aprovechó el contexto y depuró en unos meses un strike cantado, que es abolir el ascenso seis años

Es la batalla del siglo, no sólo contra el virus, sino también contras nuestras ideas, nuestras costumbres y los estilos de vida, que no nos han dejado una vida sana.

En esta depuración forzada y tan necesaria, el futbol mexicano aprovechó el contexto y depuró en unos meses un strike cantado, que es abolir el ascenso seis años. Pero bueno, eso ya lo saben casi todos y a estas alturas ya hasta da flojera.

Leer más: Isaac Alarcón, el mexicano que quiere brillar con los Cowboys

Habrá que ser muy cuidadosos en las formas y en los pasos que hacen falta, pero —en medio de una batalla cantada de intereses de ambos lados en los medios de comunicación— queda claro que tendrán que venir verdaderas ideas de renovación. Una de éstas, y que es la que a mí me sigue importando mucho, es la de la MLS fusionándose con la Liga MX, no por que sea una mala idea como tal, sino por la facilidad que hay para desprenderse 100% de lo que nos ha fomentado nuestro máximo crecimiento deportivo como futbol, y eso es jugar en los torneos de Conmebol.

Ahí es donde insisto en encontrar al valiente que vuelva a poner en estos días que se sigue pensando en el futuro y en construir una nueva competencia, en aprovechar —con toda calma y tranquilidad— los estudios que arrojan no sólo los mercados y estados financieros, que a todas luces son más eficientes y prometedores en Estados Unidos, sino los deportivos, esos que nos hagan valorar —de una vez por todas— que jugar en el
Maracaná, la Bombonera, el Morumbí, el Monumental de Argentina o Chile, el Centenario, será siempre mejor que en el Coliseo de Los Ángeles o en Houston.

 

 

¡Bienvenidos, bienvenidos! A los días en los que tenemos que entender cuál es la verdadera manzana podrida. 

@EnriqueVonBeas

TEMAS RELACIONADOS
MLS

Comentarios