La inmortalidad

Enrique Beas

Es inevitable que este Súper Domingo ya fue marcado por la pérdida de unos de los grandes ídolos de todos los tiempos en Estados Unidos

Estoy en Miami para cubrir mi primer Super Bowl y así poder entender un poco mejor el deporte profesional y el espectáculo que sigue creciendo en México, en audiencias y consumo.

Vamos a transmitir el juego el domingo, y gracias a ello me encuentro por estos rumbos. No hay duda, la organización y las herramientas que hay para hacer un trabajo de contenidos es inmejorable, el showtime por excelencia de Estados Unidos, por una semana, en una ciudad bien montada para el entretenimiento.

Pero la desgracia se juntó a la agenda y, sin duda, la triste noticia del accidente de Kobe Bryant y su intempestiva muerte —al lado de su hija— ha provocado la reflexión en el mundo del deporte más grande de los últimos años: comprender el legado de una figura en todos sus sentidos, un personaje único para el basquetbol y para la cultura pop en Estados Unidos y el mundo.

Lo que sigue generando en el mundo deportivo, en todos los escenarios, sea la disciplina que sea, habla de una relevancia fuera de toda proporción. El show debe continuar y ponerse el chip del domingo más emocionante de todos, pero es inevitable que este Súper Domingo ya fue marcado por la pérdida de unos de los grandes ídolos de todos los tiempos en Estados Unidos. De esos días en los que comprendo el tema de la inmortalidad.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A la historia de una verdadera leyenda. DEP Black Mamba.

TEMAS RELACIONADOS
NFL
NBA
Guardando favorito...

Comentarios