Suscríbete

La gran decisión de Amaury

Enrique Beas

Hoy, el futbol mexicano debe aplaudir la mejor decisión que se ha dado, por parte de un directivo, en mucho tiempo.

Hoy, el futbol mexicano debe aplaudir la mejor decisión que se ha dado, por parte de un directivo, en mucho tiempo. (De nuevo, nada tiene que ver que le vaya a las Chivas).

Amaury Vergara sacrificó mucho dinero en su decisión de separar inmediatamente a Dieter  “N”, por la demanda que tiene de violar a una mujer. Además de poner transferibles desde ya, y separar, a los otros tres del plantel implicados: la Chofis, Peña y el Gallito.

El punto acá es la relevancia y los tiempos; es decir, toma la decisión justo antes de iniciar la Liguilla y el juego que deben ganar para disputar en casa el partido del repechaje.
Amaury, con un mensaje contundente y a sabiendas de que hay un litigio, se asesoró con su área legal y entendió la oportunidad, como un empresario joven y como un auténtico agente de cambio.

Tomó al toro por los cuernos y desafió a las tradiciones misóginas y machistas de nuestro futbol. Dejó  claro que —más allá de nuestras corruptas leyes, que siguen protegiendo a los agresores de mujeres y la cultura de arropo a las celebridades, figuras públicas o en este caso futbolistas— era necesario empezar en casa y de forma consecuente con la narrativa y los ideales de Chivas.

Insisto, la pérdida —y más en una dura crisis como la que hay en la industria— es mayúscula, pero el joven dueño del Rebaño entendió que hay valores más importantes que el dinero y la “cancha”, y que nadie está por encima de la institución.

Y aunque el mensaje en general omite, por el tema legal, la supuesta violación por la cual culpan a Dieter “N”, sabe que lo más importante es decirle a nuestra sociedad que debemos erradicar —de raíz— los abusos de cualquier tipo a las mujeres.

Lo dije en la columna pasada, ojalá que se transparente el caso y se llegue hasta las últimas consecuencias, pero, en lo que compete a Amaury Vergara, su acción es de total admiración, por el contexto.

Mientras más normalicemos esas acciones y esos liderazgos, sin duda tendremos un país, una sociedad, más justa e igualitaria. Ojo, de nuevo no hay que confundir las indisciplinas en general con algo que hoy nos tiene más perceptivos y conscientes que nunca, la violencia de género.
¡Bienvenidos, bienvenidos! A la gran decisión de Amaury.

LEER MÁS: Chivas corre a cuatro futbolistas por indisciplinas

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios