Gio, el jugador que no fue

Enrique Beas

Ayer en las redes sociales, por el cumpleaños de Giovani dos Santos, se habló demasiado de lo que tendría que haber sido

Ayer en las redes sociales, por el cumpleaños de Giovani dos Santos, se habló demasiado de lo que tendría que haber sido.

Un palmarés, en Selecciones Mexicanas, como ninguno, y además con un talento tremendo en sus pies. A tal grado, que al inicio de su carrera era considerado un posible sucesor de Ronaldhino. A ese grado se le calificaba en la prensa catalana, como una posible joya del Barcelona.

 

 


No tardaron ni tres meses en darse cuenta de que no tenía los tamaños mentales para afrontar el reto. Dejemos al lado la comparación de alguna gran figura, sino mínimo para ser titular en el equipo que ya era el más imponente de la Liga española y que, a la postre, gracias a Messi, dominó Europa y toda una década al Real Madrid, ganando ocho campeonatos.

El tema no quedó ahí, ya que las oportunidades de seguir en las mejores Ligas aún las tenía en Inglaterra y en España.

Fueron tantos sus cambios y pocos sus goles que mejor optó por tratar de brillar en la MLS, en la que que —gracias a Zlatan Ibrahimovic— pudo aportar en el Galaxy de Los Ángeles, al lado de su hermano Jonathan.

A la par de esto, las oportunidades que había en la Selección las tomaba a cuentagotas, pero —gracias a ciertos destellos y al grupo generacional que armaron en el Tri— le seguían cayendo.

Todo esto, para llegar a un presente con otra tremenda oportunidad, en el América, que —a todas luces— sigue sin aprovechar y está a punto de enterrar el chance de cambiar su recuerdo como futbolista profesional.

Pinta muy difícil, porque —tristemente— nos encontramos con un jugador para el que los retos y la mentalidad fuerte y competitiva no son lo suyo.

También te puede interesar: Preguntas para el regreso del deporte en México

Gio cumplió años en medio de una pandemia, en medio de la gran crisis sanitaria del humano de los últimos tiempos. Ojalá, entre tanto tuit, posteo y nota que se hizo de él, pueda captar el mensaje más importante que tenemos como jugador: que, de querer, podría ser figura y de aplicarse en el Ame podría cerrar de forma maravillosa sus años como profesional, y no como el jugador que no fue.

¡Bienvenidos, bienvenidos! Al jugador que debutó con Ronaldhino, al lado de Messi, y nunca despuntó. 

@EnriqueVonBeas

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios