Cruzazuleada inversa

Enrique Beas

Es una realidad, existe. No es un cuento de hadas, tampoco una volada de la Interpol que sigue buscando a los hermanos Guillermo y Alfredo Álvarez por todo el mundo

Es una realidad, existe. No es un cuento de hadas, tampoco una volada de la Interpol que sigue buscando a los hermanos Guillermo y Alfredo Álvarez por todo el mundo. 

Una consecuencia del trabajo y el talento de lo que se vive en la Noria, en el estadio Azteca, en Ciudad Universitaria y en todos los lugares donde el equipo del técnico  Robert  Dante Siboldi juega. Los partidos que se trababan y para los que nunca encontraban solución o los que perdían de último minuto por alguna típica desgracia que desde la final de 2013 fue enmarcada en una frase y un estigma, y que  convirtió al equipo en objeto de burlas constantes. Muchos a la espera de que llegara el momento fatal. 

Son muchas finales, series definitivas y hasta partidos random que cuando el árbitro estaba a punto de silbar,  los perdían, inexplicablemente. Y al parecer el estigma y la maldición las superan día tras día con este plantel. Parece que han olvidado la tragedia y se asumen a la inversa. 
 

 

El último juego antes de que llegara el mundo Covid contra el América atajando el penalti José de Jesús  Corona para ganar el juego. El título contra las Chivas faltando tres minutos para terminar la “Copita por México”; en ese mismo torneo la semifinal ante los Tigres para mandar a la serie de penaltis el partido ya en los últimos minutos. 

El triunfo de ayer ante los Tuzos que les permitió recuperar el liderato general es otra más de las muestras de que este equipo quiere exorcizar todos los demonios que ha heredado. Las maldiciones que han arrastrado durante años y años. 

Ayer manifestaba en las redes sociales que el éxito del Cruz Azul  mucho dependerá del uruguayo Jonathan  Cabecita Rodríguez, que es hoy por hoy el mejor jugador que tiene la Liga MX y que podría ser el nuevo (Carlos) Hermosillo que ayude a levantar el noveno título a La Máquina. 

¡Bienvenidos, bienvenidos! A los días de la cruzazuleada inversa.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios