Barridas que marcan carreras

Enrique Beas

La narrativa del Clásico Nacional no se centró en la victoria amplia del América, ni en la crisis de estas Chivas, que son el peor equipo de la Liga.

La narrativa del Clásico Nacional no se centró en la victoria amplia del América, ni en la crisis de estas Chivas, que son el peor equipo de la Liga. El tema central ha sido la barrida de Antonio Briseño sobre Giovani dos Santos, que le costó sólo cuatro partidos de suspensión y una disculpa pública al borde de las lágrimas.

La barrida del Pollo no fue de mala leche. Fue por su incapacidad para controlar la intensidad y el ímpetu a la hora de jugar.

Briseño es un defensa que, a través de la garra, ha tratado de cubrir las limitaciones técnicas que tiene. Nos lo ha demostrado a lo largo de su carrera, ya que —a pesar del campeonato del mundo Sub-17 que levantó como capitán— no ha logrado consolidar su carrera, deambulando por Atlas, Tigres, Veracruz y Feirense de Portugal.

Es por eso que esta acción puede ser determinante en su carrera. Las redes sociales no perdonan y le seguirán recordando esta imprudencia que realizó en el máximo escenario del futbol mexicano.

Si había gente que no le gusta el futbol y no conocía al Pollo Briseño, hoy lo conoció como el ‘carnicero’ que le hizo un hoyo a la pierna de un futbolista mediático como Giovani dos Santos.

¡Bienvenidos bienvenidos! A las torpezas y limitaciones técnicas que pueden marcar una carrera.

Comentarios