¿Amigos o enemigos?

Enrique Beas

Vivimos días en los que una visita presidencial a Estados Unidos es una zona de batalla

Vivimos días en los que una visita presidencial a Estados Unidos es una zona de batalla, un territorio estéril que provoca los instintos más letales del humano.

Los que reciben una recompensa emocional, los que viven y muuuuuy bien de un sistema golpeador y los que batallan por entender lo que pasa con la información real. 

En el futbol mexicano pasa lo mismo, una noticia se envuelve de distintos matices generando agendas encontradas dependiendo los intereses de los cheques o los chayotes, jugosos y poderosos que condicionan una noticia como tal. En ese campo de información es donde hoy se mueven los retos de la industria, en los que buscan un parón para finiquitar a un competidor y los que apoyan la libertad jugando con el mismo molde de contra agenda. Al final del día el ejercicio hoy mal llamado periodístico sólo refleja una cosa, la poca unión que hay en los sectores de poder. No hay un mismo proyecto. 

En la dinámica política hay dos países en la imaginaria. En nuestro futbol hay varias células tratando de generar una simbiosis para fortificar sólo su ecosistema financiero. Sin importarle realmente un frente común que genere los mismos beneficios a toda la comunidad. La justificación es el poder, quien se siente y es el verdadero dueño del balón.
 

 

 Ahí nadie ha podido cabildear y diseñar una nueva estrategia que ayude a todos los actores y los tiempos que corren, parece que es conveniente que ante tal crisis, las nuevas oportunidades se den con los mismos de siempre. Situación espejo del camino narrativo de nuestro país. Algo debe pasar con esta pandemia, deben salir los nuevos liderazgos que afronten el mayor reto del siglo con transparencia, con honestidad, con apertura, con democracia pura y no falsa,

comprada, con mensajes que ayuden a todos los entornos, con inversión palpable para fortalecer y resolver por fin todos los problemas que se siguen ejerciendo en nuestras costumbres directivas.

Momento de guardar los tanques que están en la calle si realmente queremos salir bien parados todos de ést,a o al menos que sigan trabajando sus estrategias solo para solucionar sus problemas y de paso quedar mejor parados que la competencia. Días de definición. Días de saber si en el futbol mexicano se quiere ser amigo o enemigo. 

¡Bienvenidos, bienvenidos! A la nueva normalidad que pinta para ser el nuevo pasado. 

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios