Se encuentra usted aquí

Presentan documental sobre el edificio Ermita de Tacubaya

La documentalista mexicana Daniela Uribe hizo un largometraje sobre los habitantes del edificio Ermita. Este filme titulado: Ermitaños, muestra a jóvenes millennials ante la incertidumbre de qué pasará en el futuro.
04/12/2019
15:21
-A +A

 

A mis soledades voy,
de mis soledades vengo,
porque para andar conmigo
me bastan mis pensamientos.
Lope de Vega

Por: Daniela Jurado
Fotos: Cortesía
 

Seguramente la mayoría de los chilangos han pasado por el edificio Ermita que se encuentra entre la avenida Revolución y Jalisco. El inmueble data de 1930, su construcción estuvo a cargo del arquitecto Juan Segura Gutiérrez.
 
Esta obra ha resistido a las inclemencias de los sismos de 1985 y los de 2017, debido a que está hecho a base de vigas de acero. La directora de cine, Daniela Uribe documentó la historia de ocho de sus habitantes en un largometraje titulado Ermitaños, todos ellos de edades que oscilan entre los 30 y 37 años.
 
La generación que retrata Daniela, nombrada por algunos como “millennial”, coincide en diversos factores como el miedo al compromiso, la decisión de no tener hijos, la incertidumbre de lo que pasará en el futuro a nivel económico y profesional.
 
La línea argumental de este documental es la soledad y todo lo que ella comprende: miedos, angustia, libertad, y evidentemente aislamiento. Con una presentación breve de los habitantes seleccionados hace un tejido con las historias de cada uno, por lo cual en ningún momento decae el ánimo del espectador.
 
La mayoría de ellos tiene plantas, bicicletas, gatos y perros que los acompañan en su día a día. Hay escenas memorables y conmovedoras como cuando dos de los habitantes del edificio hablan sobre sus mascotas: “el señor López” y Fígaro. Felinos que parecen los dueños del departamento.

78216649_2583219815094867_8201308728239063040_n.png
 
Ismael Rojas, habitante del Ermita, en entrevista para EL UNIVERSAL comentó que le sorprendió ver el trabajo de edición que hizo Daniela. “No visualicé cómo iba a mostrar a cada persona y mostrar su forma de ser, a pesar de que el común denominador es un cuarto o estudio. Ella logró capturar esa pequeña variante de cada uno y también agarrar como punto en común lo de los gatos. Yo vi más protagonista a Fígaro que a mí”.
 
Ismael considera que del tiempo en que se grabó el documental al actual han habido muchos cambios en el inmueble: “ya varió mucho la edad de las personas que llegaron y el perfil de gente que está rentando”. Finalmente, invitó a las personas a verlo “vale la pena que le echen un ojo puede haber una Caro, un Ismael o un Leo entre el público”.
 
Ermitaños es la ópera prima de Daniela, surgió por su interés por descubrir qué le estaba pasando a su generación, por qué les cuesta tener un vínculo afectivo con una persona. “Yo pase muchos años sola y no sabía si así me iba aquedar toda mi vida. Una amiga que se mudó al edificio Ermita me contó que ahí vivían muchos solteros. No tenía pensado hacer un corto ni mucho menos un largometraje, simplemente quería hacer una investigación antropológica, documentarlo en video y pues tal vez hacer un ensayo, pero poco a poco fue evolucionando el proyecto, vi que había una maestría en cine documental y pensé que quizá podía desarrollar ahí mi investigación”.
 
Daniela comentó que por recomendación de su profesor Antonio Zirión vio el documental Edificio Máster del brasileño Eduardo Coutinho, el cual le sirvió de inspiración por el tratamiento que tiene el director con las personas para obtener lo esencial de ellas. Apunta Daniela que desde el principio trato de trabajar con una tesis muy concreta, no solo quería contar historias de vida.

foto_de_daniela.jpg
 

Respecto a los protagonistas del documental, cuenta su realizadora que “algunos me dijeron sí quiero participar, porque quiero que quedé un registro  de este momento de la historia en este edificio que yo amo tanto”.
 
El interés por la documentalista Daniela Uribe no se inclina por lo arquitectónico del edificio, ya que eso lo han hecho otros. A ella, en cambio, le llama la atención entender y estudiar la soledad como fenómeno urbano. Su fascinación y sutileza para entrar en la intimidad de los otros, de los ermitaños, permite entre otras cosas visibilizar algunas de las problemáticas de una generación que está en su etapa productiva.
 
Ermitaños es un proyecto transmedia, lo que quiere decir que está comprendido por más de una plataforma, con el fin de mantener una cercanía con el consumidor, lo hace parte del producto. Por ello, el espectador puede interactuar con la película a través de Instagram en la cuenta: @ermitanosdocumental y en la página: http://www.ermitadoc.com/, mediante la cual, el público podrá disfrutar del documental con una modalidad interactiva a partir de febrero del 2020.
 
Este material va a tener una gira el próximo año en la Ciudad de México y en el Interior de la República. Si deseas verlo visita la página oficial.