Jazzatlán capital, Maya Burns y los puentes sonoros

El apunte

El club de jazz Jazzatlán como muchos lugares tuvo que cerrar temporalmente a mediados de marzo de 2020 debido a la contingencia sanitaria, fue hasta abril del mismo año que empezó un proyecto de reactivación en el que varios músicos volvieron a tocar en conciertos virtuales

Por: Daniela Jurado

A un año de la restricción para abrir lugares de reunión y ante un semáforo naranja en la CDMX la reactivación de conciertos en línea se ha ido dando de manera paulatina, pero alentadora para empresarios, músicos, y sobre todo para un público ávido por disfrutar de buena música.

Un ejemplo de ello es Jazzatlán, un club de jazz que hace quince años se estableció en Puebla; y hace dos en la capital. Su apuesta por la música se refleja en el mismo club, donde hay un lenguaje sui generis hasta en sus pisos que tienen claves de Sol y Fa, o en sus lámparas que otrora fueron trompetas, e incluso en el menú donde se  puede rememorar a Duke Ellington comiendo una pizza “In A Mellow Tone”.

maya_burns_y_adriana_cao_romero_cortesia_rafael_arriaga_zazueta.jpg

Rodrigo Moctezuma, quien está al frente de Jazzatlán, comentó que la pandemia ha provocado, entre tantas cosas, que el equipo de trabajo se haya reducido, y que tengan más de un año de adeudo con la renta. “No sabemos qué va a pasar. Éramos dieciséis y quedamos seis en el equipo. Esperamos poder sostener este proyecto”, comentó.

Después del cierre impuesto a varios negocios, de abril a julio de 2020, empezaron con el proyecto de conciertos en línea. El primer concierto en este formato se llevó a cabo el 30 de abril de 2020 en el marco del Día Internacional del Jazz con los músicos Luri Molina, Cristian Mendoza, Nico Santella entre otros. La idea principal de estos conciertos es que las personas puedan disfrutar de música de calidad al mismo tiempo que apoyan a sus creadores y al espacio.

puentes_sonoros_cartel_cortesia_jazzatlan.jpg

“Creemos que estar haciendo esto es parte de la solución del problema, es importante ayudar a catalizar todas las emociones que se están sintiendo a través del arte”, afirmaron Maya y Rodrigo.

Con esa premisa organizaron otra serie de conciertos en línea con el título de Puentes sonoros en el que, como su nombre lo insinúa, se tejen redes musicales de un lado a otro con la conducción de la cantante multinstrumentista Maya Burns.

la_arpista_adriana_cao_romero_y_maya_burns_cortesia_rafael_arriaga_zazueta.jpg

Durante casi dos meses Maya se reunió cada noche de domingo con sus amigos, maestros y mentores musicales en el escenario de Jazzatlán para ofrecer veladas al ritmo del jazz, blues, y fusión en sus composiciones.

En esta aventura la acompañó cada noche Aarón Cruz alguna vez con el contrabajo y la mayoría de las veces con un bajo eléctrico, a ellos se les fueron sumando otros músicos como el baterista Fer Harada, el pianista Daniel Vadillo, la arpista Adriana Cao Romero y la cantante Iraida Noriega. Cada uno de ellos y ellas hicieron de las presentaciones algo único que quedó documentado y que todos pueden disfrutar desde sus hogares.

iraida_noriega_y_maya_burns_cortesia_rafael_arriaga_zazueta.jpg

Maya cantó temas de su disco Un solo mundo como “jazzy wazzy”, “extraño”, “Take Action”, además de “muda” que no forma parte del álbum mencionado. Por supuesto también en cada concierto hubo sorpresas con canciones como “un domingo cualquiera”, “los chiles verdes”, y muchas más, según nos compartió Maya, Aarón y Fer en entrevista.

Todos los músicos convocados por Maya Burns para participar en esta serie de conciertos en línea se conocieron años atrás, algunos sólo habían compartido charlas de largo aliento, pero nunca el escenario. De alguna manera este fue el pretexto que los junto, fueron esos puentes sonoros los que lo hicieron posible.

cartel_de_los_conciertos_en_linea_cortesia_jazzatlan.jpg

“Cada concierto ha sido un proceso de crecimiento. La primera vez sólo estuvimos Aarón y yo tocando a dueto, luego se nos unió Fer. En el último de esta temporada estuvo Daniel Vadillo, Adriana Cao Romero e Iraida Noriega quien vino a cerrar la noche con un ritual, un homenaje a la recién fallecida Citlalli Malpica con sus décimas de ´los besos que no te di´”.

“Creo que nuestra labor como músicos es compartir y dar lo que hacemos a la gente, ellos son realmente quienes hacen la música, no es sólo uno actuando. La gente está esperando que algo suceda y uno tiene que hacer que suceda…recuperar eso en los lugares adecuados es muy bonito. La música es una comunión, una ceremonia”, añadió el bajista Aarón Cruz.

Mientras que el baterista Fer Harada habló de su emoción por compartir escenario y por tocar para un público, aunque sea de manera virtual. Los seis conciertos de Puentes sonoros se pueden escuchar y ver en el canal de YouTube de Jazzatlán Capital. Son videos privados que se pueden apreciar las veces que se quiera haciendo una donación voluntaria para apoyar a los músicos y al club de jazz.

Por supuesto como parte de la reactivación de este lugar se siguen desarrollando más actividades como las sesiones banqueteras que son conciertos en vivo desde la banqueta del club. Esta actividad no es algo nuevo en Jazzatlán, sin embargo, sí es algo que se ha adaptado a los requerimientos higiénicos actuales como la toma de temperatura y el uso de gel antibacterial de quienes están ahí.

“Los domingos había sesiones banqueteras con cuatro mesitas afuera, pero ahorita como el gobierno dio chance de utilizar los espacios públicos, pues aprovechamos y sacamos más mesas con sana distancia”, compartió Rodrigo.

Además, comentó que esto de los conciertos en la banqueta sólo se hacían los domingos y ahora ya lo hacen desde el martes. Hay flamenco, jazz manouche, dixieland, swing, standards, latin jazz. Todo esto en la banqueta, con entrada libre.

“Es bonito que te escuchen personas que no conocen el lugar, que sólo van pasando, y se sientan. Estar tocando en la calle nos pone a prueba del viento y de quienes se tropiezan con los cables, es un poco más rudo, pero está bien”, dice Maya al respecto de su experiencia tocando cada miércoles afuera de Jazzatlán.

Por su parte Rodrigo ve esto como “una disposición involuntaria a la que le han podido sacar ventaja”. La gente puede disfrutar de conciertos en vivo completamente gratuitos, aunado a que pueden conocer otros géneros musicales.

“Esto representa una recuperación del espacio público. Es una dinámica que ha surgido con la pandemia que muchos lugares solamente lo están aprovechando como mesas para consumo, pero el que se aproveche la banqueta también para darle oportunidad a los músicos para tocar creo es algo de lo que se debe de hablar, es de las cosas positivas que han sucedido con la pandemia” añadió Rodrigo.

Jazzatlán, en palabras de su dueño, ya es un ente vivo que genera muchas cosas, en el que hay mucha gente involucrada destacando los músicos que lo sostienen buscando que sobreviva.

Estas son sus redes sociales donde puedes encontrarlos y seguirlos más de cerca

https://www.facebook.com/MayaBurnsMusic/
https://twitter.com/mayaburns
https://www.instagram.com/mayajburns/
https://soundcloud.com/maya-burns
https://mayaburns.bandcamp.com
https://itunes.apple.com/us/artist/maya-burns/409485478
https://open.spotify.com/artist/55bnNkvPMQbl0iWEhbOfwL
 

Guardando favorito...

Comentarios