Se encuentra usted aquí

Apoyo emocional, clave en mujeres con cáncer de mama

El apoyo emocional aumenta entre un 85 y 90 por ciento la recuperación de un paciente. En México el cáncer de mama representa la primera causa de defunciones de mujeres por tumores malignos.
04/10/2019
20:04
-A +A
Por: Aline Espinosa

El apoyo emocional aumenta entre un 85 y 90 por ciento la recuperación de un paciente con cáncer de mama, debido a que brinda un espacio seguro para compartir y trabajar las emociones, lo que permite mayor adaptación a los tratamientos contra esta enfermedad, explicaron especialistas de la Fundación Voluntarias contra el Cáncer. 

En conferencia de prensa, aclararon que los círculos de apoyo se conforman por terapias psicológicas y talleres (automaquillaje, joyería, panadería) que buscan desarrollar un sentido de pertenencia entre las pacientes y que sean conscientes de que “ellas no son las únicas con este padecimiento”. 

Previo al Día Mundial contra el Cáncer de Mama, que es el próximo 19 de octubre, rescataron que los grupos promueven que los familiares puedan comprender cómo las pacientes se sienten al tener esta enfermedad y con ello reducir el estrés, temor, inquietud o ansiedad que puedan experimentar y evitar así la desintegración familiar o sentimental. 

En México, resaltaron, esta enfermedad es la primera causa de defunciones de mujeres por tumores malignos. En promedio mueren 12 pacientes por día, es decir, una mujer cada dos horas. 

Ante este contexto, dijeron los especialistas, se debe hacer mayor divulgación de la importancia del cuidado emocional en esta enfermedad, con el fin de que más mujeres integren estos círculos de apoyo que les proporcionan herramientas para retomar su vida y reintegrarse al campo laboral, una vez finalizado su tratamiento. 

“Tratar con una mujer con cáncer de mama no es sólo enfocarse en la parte médica. Es acompañarlas durante todo el proceso, en todos los sentidos, con el fin de evitar que ésta se aisle”, declaró Héctor Raúl Pérez Gómez, coordinador académico de la fundación. 

Por su parte, la presidenta, Esther Cisneros, agregó que si bien el cáncer es una enfermedad que repercute en la vida de las pacientes, no tiene por qué limitarlas ni dañar su autoestima o sexualidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía (INEGI), en 2017 el número de fallecimientos de mujeres de 20 años y más a causa de cáncer de mama aumentó. 
Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS), reportó en ese mismo año, que cada 30 segundos se diagnostica un nuevo caso de esta enfermedad a nivel mundial y resaltó que en la Ciudad de méxico sólo 15 por ciento de los diagnósticos de cáncer de mama se realizan en estadios tempranos. 

Estudio: lo emocional sí importa

Los especialistas, explicaron que a través de un estudio titulado “La activación del paciente con diagnósticos de cáncer y su asociación variables psicosociales” encontraron que puede ocasionar problemas que dañan la calidad de vida de un paciente, así como su progreso en su enfermedad. 

Los problemas psicosociales son situaciones financieras y psicológicas: desintegración familiar, dificultades económicas, entre otros, que rodean a un paciente y pueden causar depresión o ansiedad. 

El estudio dijeron, fue realizado en un periodo de 14 meses con la participación de la Universidad de Ciencias y Tecnología de Noruega (NTNU), y en el que entrevistaron a alrededor de 64 pacientes con cáncer entre 56 y 86 años. 

Así lo constató, la sobreviviente de cáncer de mama, Patricia Vallejo, quien dijo que recibir apoyo emocional la hizo valorar su cuerpo, ser consciente de que había un después de cada tratamiento y comprender que “está bien sentirse mal”, pero siempre hay otra opción. 

Enfermedad sin distinciones 

Durante la conferencia, los especialistas señalaron que al no conocerse los factores que originan el cáncer de mama, sino sólo los que contribuyen a su desarrollo (tabaquismo, alcoholismo, uso de estrógenos, obesidad y otros) es necesario que toda persona se realice revisiones anuales. 

Datos de la Secretaría de Salud (Ss), en 2018, registraron que 21 por ciento de las muertes por cáncer de mama se relacionaron con el consumo de alcohol, problemas de sobrepeso y la ausencia de actividad física.

Destacaron que de las 19 sobrevivientes que han sido parte de su fundación,  uno de ellos es hombre. “El cáncer es una enfermedad que afecta a todos”, dijo Esther Cisneros, presidenta de la fundación. 

En este sentido, recordaron que las mastografías: exploración de los senos por medio de rayos X, se realizan a partir de los 40 años y las autoexploraciones, una vez al mes, si se tiene antecedentes familiares con esta enfermedad, pues 45 por ciento de las personas la desarrollan por una cuestión genética. 

Enfatizaron que el “diagnóstico temprano” permite que el cáncer de mama pueda atacarse en estadios 1 y 2. El primero es cuando el tumor es pequeño y no ha crecido de manera profunda en los tejidos, en el segundo es un poco más grande y está cerca del seno. 

Sin embargo, dijeron, ambos tienen probabilidad de ser “superados”. Agregaron que al no saberse aún cómo y por qué  se inicia con exactitud el cáncer, es mejor que los pacientes tengan un control preventivo que sea constante. 

Comentarios

 
 

MÁS EN OPINIÓN