Suscríbete

Salud a toda costa

Editorial EL UNIVERSAL

Ante las señales de que la pandemia de Covid-19 se prolongará mucho más allá de lo previsto inicialmente por las autoridades sanitarias, varias instituciones de salud han hecho sus previsiones y han solicitado presupuesto adicional que les permita disponer de recursos suficientes para poder atender con equipo e insumos a la población que acuda a solicitarles atención médica.

El objetivo de estas dependencias es que no se vuelva a pasar por las carencias y la saturación de servicios que se tuvo que enfrentar este año. Incluso el ISSSTE ha ido más allá y mientras otras dependencias hacen peticiones de presupuesto para compras de equipamiento específicas, ésta busca asegurar la atención habitual de sus derechohabientes, reforzando su instrumental y aparatos médicos, y contempla además un escenario crítico de internamiento masivo de pacientes con Covid.

Llama la atención que de todas las instituciones de salud (IMSS, INER, ISSSTE) con peticiones de presupuesto especial, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) es el solicitante del monto mayor con una petición que supera los 10 mil 219 millones de pesos, pero se comprende que al ser un organismo nuevo, que busca su autonomía con respecto a las otras instituciones del Sector Salud, para dejar de depender de ellas en el largo plazo, requiere cuantiosas inversiones en compra de equipamiento propio.

Sumado a lo anterior, desde ayer entró en vigor un decreto federal en el que se ordena la eliminación del pago de las cuotas de recuperación en la red de hospitales pertenecientes a la Secretaría de Salud, en la que entran los Institutos Nacionales de Salud y hospitales regionales de alta especialidad.

Sin embargo, un recorrido realizado por este diario exhibe que al parecer hay confusión entre el propio personal administrativo de los hospitales involucrados, pues el cobro por servicio se siguió efectuando, y solo queda entre los usuarios la esperanza de hacer efectiva la orden presidencial para que se les reembolsen los pagos efectuados a partir de ayer.

Es altamente plausible tanto que el sector salud se prepare con mayores y mejores recursos para atender no solo la crisis sanitaria producida por el Covid-19, sino que también que en su red de hospitales e institutos el gobierno haya determinado dar atención gratuita en un momento en que buena parte de la población carece o ha visto sumamente mermados sus ingresos económicos, pero hay que procurar informar y capacitar a su personal para que no se niegue o condicione la atención médica. De ahí depende el éxito de su plan universal de salud.

Comentarios