Pensiones: reforma necesaria

Editorial EL UNIVERSAL

Editorial

Con el objetivo de que los trabajadores mexicanos cuenten con montos mayores al momento de retirarse, el Ejecutivo federal presentó ayer un proyecto de ley destinado a reformar el sistema de pensiones, en el que se buscará especialmente beneficiar a los trabajadores de menores ingresos.

Para ello, se ha propuesto por un lado aumentar las pensiones en un 40% con respecto a lo dispuesto actualmente, así como reducir significativamente la cantidad de semanas de cotización ante la seguridad social que por ley se requieren para poder pensionarse.

De ser aceptada la propuesta, se estima que hasta unos 20 millones de trabajadores se verían beneficiados con las modificaciones que se realicen a la ley que rige actualmente el sistema de pensiones y por la cual, como advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador, de no reformarse, haría que los trabajadores solo recibieran la mitad de su salario al final de su vida laboral, injusta situación que incluso podría agravarse con el tiempo ante la inestabilidad económica actual

El anuncio fue bien recibido por varios de los sectores involucrados en el tema de las pensiones y el ámbito laboral. De entrada, la Asociación Méxicana de Instituciones de Afore (Amafore) indicó que con la propuesta se corregirían las deficiencias que aún tiene el sistema a 23 años de su creación, con lo cual se posibilita no solo que los trabajadores, tras la jubilación puedan mantener el nivel de vida de sus familias; sino también que las afores dispongan de más recursos para invertirlos en los proyectos de infraestructura que requiere la nación.

Por su parte, organismos que representan a los empresarios y al sector privado expresaron su beneplácito y manifestaron su confianza en que el incremento de las cuotas patronales no será un factor que desincentive el empleo formal, aunque admitieron que existe la posibilidad de que algunas empresas registren a sus empleados con salarios menores a los que en realidad perciban, toda vez que para trabajadores que reciben el salario mínimo no habrá aumento en las cuotas patronales. Por lo anterior, recomendaron se esté vigilante de que no se dé esa práctica fraudulenta.

Es buena noticia que en medio de la polarización entre gobierno e iniciativa privada se haya alcanzado consenso en un tema, pues los acuerdos deben ser la guía hacia la solución de problemas mayores.

La complejidad del tema de las pensiones no acabará con la iniciativa presentada, se requerirán constantes evaluaciones y ajustes. Apenas se dio el primer paso.

Comentarios